El hombre amenazó a la víctima en presencia de los agentes de Policía Local que habían acudido en enero al domicilio tras recibir una llamada del 112 que les alertaba de una fuerte discusión de pareja.

Cuando los agentes llamaron a la puerta del citado domicilio, la mujer les indicó que acababa de discutir con su pareja y les pidió que se lo llevaran detenido porque pensaba interponer denuncia. En ese momento, el hombre se dirigió a la mujer, en presencia de los policías, y con ánimo de intimidarla le dijo que él iría detenido pero que ella lo pagaría "caro" y que eso "no quedaría así".

La sentencia fue fruto de un acuerdo entre la defensa del hombre y el fiscal. El acusado se declaró culpable. La víctima, según recoge la sentencia del Juzgado de lo Penal 3 de Castellón, se negó a interponer denuncia por los hechos y en su comparecencia ante el juez se acogió a no declarar.

El Juzgado impuso al hombre, además, la prohibición de acercarse a la mujer durante un año.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Castellón no ha recibido ninguna otra denuncia de la víctima contra él. El Juzgado no ha recibido comunicación del supuesto quebrantamiento de la orden de alejamiento que se habría producido el pasado fin de semana y por lo que la Policía le estaba buscando.

Consulta aquí más noticias de Castellón.