El número de marzo/abril 2017 de Playboy recupera los desnudos.
El número de marzo/abril 2017 de Playboy recupera los desnudos con una portada protagonizada por la modelo Elizabeth Elam. @Playboy

Desde que se conoció el escándalo de las filtración masiva de datos de millones de usuarios de Facebook a través de la consultora británica Cambridge Analytica han sido muchos los que han querido desvincularse de la red social borrando sus perfiles.

La etiqueta #deletefacebook animaba a los internautas a eliminar sus cuentas y a ese movimiento se sumaron figuras como el cofundador de la aplicación de mensajería WhatsApp Brian Acton y o el máximo directivo de la firma Tesla, Elon Musk, que retiró sus marcas de esa plataforma.

A ellos se suma ahora Cooper Hefner, uno de los herederos de Hugh Hefner y director creativo de Playboy Enterprises, que ha anunciado que Playboy rompe definitivamente con Facebook, una plataforma donde nunca estuvieron del todo a gusto.

Las políticas de contenido y corporativas de Facebook continúan contradiciendo nuestros valores. Hemos tratado de tener voz en esa plataforma, que en nuestra opinión sigue siendo sexualmente represiva", anunciaba el directivo en su cuenta de Twitter.

Playboy ya tenía tiranteces con Facebook porque la plataforma de Mark Zuckerberg no permite imágenes ni contenidos sexualmente explícitos, ni siquiera la simple desnudez femenina. "La desnudez nunca fue el problema porque la desnudez no es un problema. Hoy recuperamos nuestra identidad y recuperamos quiénes somos", afirmaba rotundo Cooper Hefner cuando Playboy recuperó los desnudos en sus páginas tras un periodo en el que renunciaron a ellos, en parte para adaptarse a Facebook, que es una importante fuente de tráfico digital.

La noticia de la filtración de datos de usuarios y que pudo haberse usado para influir en las elecciones de EE UU ha sido la puntilla: "Conocer la reciente intromisión en una elección libre de EE UU es otra preocupación más que nos advierte sobre cómo manejan los datos de los usuarios, más de 25 millones de los cuales son fanáticos de Playboy, y nos deja claro que debemos abandonar la plataforma", escribía Hefner.