Sobre las 16.45 horas de ayer los peregrinos, que se dirigían a Roncesvalles, utilizaron la radio del refugio para pedir ayuda porque la nieve impedía ver el camino y se encontraban muy cansados, por lo que no iban a poder llegar a su destino antes de que anocheciera, según ha informado el Gobierno foral.

Los bomberos acudieron con el vehículo de nieve Polaris y un todo terreno, pero solo pudieron llegar hasta el collado de Lepoeder y el resto del camino hasta el refugio lo hicieron a pie. Tras comprobar que los peregrinos se encontraban en perfecto estado, regresaron hasta donde habían dejado los vehículos y les trasladaron al hotel de Roncesvalles donde tenían reservado alojamiento, al que llegaron hacia las 21 horas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.