Ibercaja
Imagen del edificio Ibercaja, en Zaragoza. Ajzh2074 / WIKIPEDIA

Ibercaja Banco ha completado con éxito la colocación de una emisión de capital AT1, en forma de participaciones preferentes dirigidas a inversores institucionales, por un importe total de 350 millones de euros, operación con la que la entidad refuerza su ratio de solvencia.

Según informa la entidad en un comunicado, Ibercaja se convierte así en la primera entidad bancaria española no cotizada en realizar una emisión pública de estas características desde el inicio de la reestructuración del sistema financiero español.

La emisión, que computará como "Tier 1", supondrá un incremento de más de 150 puntos básicos en el capital total del banco, hasta un 14,3 %, y es el primer hito del recientemente lanzado Plan Estratégico 2018-2020 que, entre sus objetivos financieros para 2020, aspira alcanzar un ratio de capital total del 15 %.

Fortalecer la estructura

Esta emisión constituye un nuevo avance en el proceso de fortalecimiento de la estructura de capital del Banco, que se inició en julio de 2015 con la emisión de 500 millones de euros de deuda subordinada Tier II.

Con ambas emisiones se completan los colchones de capital híbrido que permite la regulación europea.

La fuerte demanda recibida de más de 150 inversores, que ha llegado a alcanzar los 1.000 millones de euros, 2,9 veces superior al volumen de la emisión, ha permitido a Ibercaja Banco estrechar el rango de precios hasta situar el cupón en el 7 %.

Además, más del 85 % de la emisión se ha colocado entre inversores internacionales de diferentes procedencias geográficas.

Según las fuentes citadas, esta operación ratifica la confianza de los inversores en el proyecto Ibercaja y su recientemente anunciado Plan Estratégico 2018-2020 y acredita su capacidad de acceso a los mercados de capitales.

"Una fortaleza -añaden las fuentes citadas- clave en el itinerario de salida a Bolsa que se ha fijado la entidad para los próximos años".

Los bancos colocadores de la emisión han sido Barclays, J. P. Morgan, UBS y BBVA.