La exconsejera catalana Clara Ponsatí, procesada por la Justicia española por su involucración en el referéndum ilegal de 2017 en Cataluña, se ha entregado este miércoles en una comisaría de Edimburgo dode fue detenida en función de la orden europea remitida por la Justicia española. Después recurrirá la orden de detención y entrega (OEDE) cursada por España.

Ponsatí, que afronta cargos de rebelión y malversación de fondos públicos relacionados con la organización del 1-O, confirmó que recurrirá el proceso de extradición.

El abogado de Ponsatí, Aamer Anwar, así lo comunicó el pasado martes, al tiempo que indicó que su cliente está "resuelta" a impedir su entrega a España, donde ha sido procesada por rebelión violenta y malversación de fondos públicos vinculados a la consulta ilegal del pasado 1 de octubre, convocada por el Ejecutivo regional que entonces presidía Carles Puigdemont.

Fugada a Bélgica en octubre

Ponsatí, de 61 años y exconsejera de Educación, se fugó con Puigdemont y otros tres exconsejeros más a Bélgica a finales de octubre del pasado año para no responder a la Justicia española y a principios de este mes se desplazó a Escocia (Reino Unido) para incorporarse a la Universidad de St Andrews, cerca de Edimburgo, donde hasta 2016 fue profesora de Economía y Finanzas.

Su abogado dijo el pasado martes en un comunicado que ella acudirá a la comisaría de St Leonards sobre las 10.30 hora local (09.30 GMT) y hará una breve declaración a los medios antes de ingresar en el edificio policial para entregarse.

Una vez dentro de la comisaría, Ponsatí será detenida en función de la orden de detención y entrega (OEDE, euroorden) emitida por la Justicia española, tras lo cual comparecerá ante un tribunal escocés.

Vista preliminar de extradición

Cumplidos estos trámites, Ponsatí será llevada este mismo miércoles a un tribunal de Edimburgo para una vista preliminar de extradición, prevista para las 14.00 hora local (13.00 GMT) y que durará de treinta a sesenta minutos, según Anwar.

En ese momento, el letrado pedirá la libertad condicional de Ponsatí y se espera que se fije una fecha (dentro de varias semanas) para iniciar el proceso judicial de extradición. Anwar anticipó este lunes que espera que este proceso legal dure varios meses y subrayó que su clienta está dispuesta a agotar todas las instancias judiciales que sean necesarias para impedir su entrega a España.

"Entiendo que Clara Ponsatí afronta cargos de rebelión violenta y malversación de fondos públicos relacionados con la organización del referéndum, que mi cliente refuta completamente", dijo el letrado. "Mi equipo legal tiene instrucciones de la profesora Ponsatí para defenderla vigorosamente contra los intentos españoles para extraditarle", añadió en su comunicado.

Anwar, que es rector de la Universidad escocesa de Glasgow, subrayó que Ponsatí está "decidida y determinada" y cree que el Gobierno español no podrá "doblegar el espíritu del pueblo catalán".

Apoyo del gobierno escocés

El letrado destacó el apoyo que su clienta ha recibido en Escocia y del Gobierno autónomo escocés, encabezado por la independentista Nicola Sturgeon, y considera correcto que sean los tribunales británicos los que decidan los próximos pasos.

"El Gobierno de Escocia apoya el derecho de Cataluña a decidir su propio futuro. El hecho de que nuestro país esté obligado a cumplir la Orden Europea de Detención y Entrega no cambia nuestro punto de vista", dijo Sturgeon en un comunicado este domingo.

Anwar dijo que su cliente está "conmocionada" y "preocupada" por "la situación en la que se encuentra". El domingo, tras la detención en Alemania de Puigdemont, la Policía de Escocia confirmó haber recibido la euroorden para la detención de la exconsejera catalana.

Ponsatí, que huyó de España a finales de octubre de 2017, fue nombrada consejera de Educación el 14 de julio anterior y permaneció en el cargo hasta el 28 de octubre de ese mismo año, cuando el Gobierno español aplicó el artículo 155 de la Constitución española para restaurar la legalidad vigente en esa autonomía y en consecuencia quedó cesado el gobierno regional de Cataluña.

Ponsatí logra las 40.000 libras para pagar su defensa con microdonativos

La exconsellera ha logrado en menos de una hora con microdonativos las 40.000 libras esterlinas, unos 45.485 euros, que pedía para poder pagar su defensa, y ha incrementado la cifra pedida a 100.000 libras.

Según la campaña de microdonaciones impulsada por ella misma este miércoles, la cifra de ayudas ya ha superado las 50.000 libras procedentes de más de un millar de aportaciones.

La exconsellera ha puesto en marcha la campaña en Internet para lograr de forma "urgente" fondos para sufragar su defensa. Lo ha anunciado ella misma a través de un mensaje de Twitter.

Ponsatí explica en la página de su campaña de 'crowdfunding', iniciada en el portal CrowdJustice, que "siempre es difícil estimar los costes de un caso de extradición internacional complejo, pero los costes de enfrentarse al Estado español serán considerables durante varios meses".

Asegura que tiene intención de oponerse a la extradición "firmemente" y agradece el apoyo recibido por parte de la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, y de varios políticos de formaciones diversas.

Ponsatí, que se define como una "exconsellera del Govern catalán ahora en el exilio tras el referéndum de octubre de 2017", afirma que no ha cometido nunca ningún delito y que lo que hizo fue promover una votación pacífica y democrática incluida ahora en una causa por presunta sedición y rebelión.

Critica que "no hay ninguna garantía de un juicio justo en España" y lamenta que miembros del Govern cesado ya se encuentran en prisión preventiva por orden del magistrado Pablo Llarena. "Si regreso, creo que es probable que acabe sujeta al trato degradante e inhumano de las autoridades" por la forma de actuar del Gobierno español, arguye.