El regidor ha recalcado que "la primera consecuencia" de esa reversión es que el Ayuntamiento se ahorrará el alquiler de los espacios destinados a aulas de la UNED (algo más de 650.000 euros anuales hasta 2036). Así, a partir de este martes, el alquiler que pague el Ayuntamiento será "cero".

Por otra parte, en cuanto a los gastos de limpieza o mantenimiento del complejo, Caballero ha asegurado que seguirán corriendo a cargo de las empresas o instituciones allí instaladas, como la que explota del auditorio, o la propia UNED, en caso de la zona educativa.

El alcalde ha subrayado que el Mar de Vigo no ha sufrido "menoscabo" de su actividad y que no será necesario que ésta se paralice. Al contrario, ha incidido, "sigue su vida normal", pero ahora "mejor gestionado".

Cuestionado acerca del coste que esa reversión puede tener para las arcas municipales, habida cuenta de que la sociedad quebrada dejó una deuda con acreedores de entre 70 y 80 millones de euros, Abel Caballero ha afirmado que, "en este momento", el coste no es "nada". "Ya veremos", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.