Jean Marie Le Pen.
Jean Marie Le Pen. ARCHIVO/ EFE

La Corte de Casación francesa respaldó este martes la condena al fundador del ultraderechista Frente Nacional (FN), Jean-Marie Le Pen, por haber afirmado en abril de 2015 que las cámaras de gas nazis durante la Segunda Guerra Mundial eran un mero "detalle" de la historia.

La Corte de Casación, que era la última instancia a la que podía recurrir Le Pen, confirmó el veredicto emitido en marzo de 2017 por un tribunal de apelación, que le dictó 30.000 euros de multa tras considerar probado que hubo delito por poner en tela de juicio un crimen contra la humanidad.

Sus controvertidas declaraciones sobre las cámaras de gas en el Holocausto precipitaron la ruptura de Le Pen padre con su hija y sucesora en el partido ultraderechista, Marine Le Pen, quien despojó definitivamente a su progenitor este marzo de la presidencia de honor.

Le Pen padre, que tiene 89 años, ha sido condenado por la Justicia en varias ocasiones por declaraciones racistas y de contenido antisemita.

Entre otras sentencias, destaca una de 2013 a 10.000 euros de multa por afirmar que la ocupación nazi de Francia no fue "especialmente inhumana". En 2017, también fue multado por la Justicia con 5.000 euros por haber considerado en 2013 que la presencia de gitanos en una ciudad puede producir urticaria y mal olor.