Control de la Guardia Civil de Tráfico
Control de la Guardia Civil de Tráfico GUARDIA CIVIL - Archivo

Esta fase es la más importante de todo el año por volumen ydesplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria y pordesarrollarse en un periodo de tiempo muy limitado. En Castilla y León, las mayores intensidades del tráfico se producirán en las carreteras AP-1, AP-6, A-1, A-6, A-52, A-62, A-66, N-620 y N-630.

Las mayores complicaciones se producirán a las salidas de las grandes ciudades durante la tarde del miércoles y la mañana del Jueves Santo, por lo que es recomendable planificar el viaje y evitar las horas más desfavorables, entre las 15.00 y las 23.00 horas.

En Castilla y León, de los 2.170.000 millones de desplazamientos previstos para toda la Operación especial de Semana Santa, 1,36 millones se producirán durante esta segunda fase.

El director general de tráfico, Gregorio Serrano, hace un llamamiento a la prudencia y al respeto de las normas de circulación. "Nosotros tenemos preparado todos los medios materiales y humanos de los que disponemos para velar por la seguridad y fluidez de los desplazamientos, pero necesitamos el compromiso, no sólo de la mayor parte de conductores que tienen un comportamiento correcto en carretera, sino de aquellos otros que se muestran reticentes a cumplir las normas y ponen en peligro la vida de los demás", explica.

Durante esta segunda operación salida, el flujo principal de tráfico se realizará desde los núcleos urbanos a zonas turísticas de costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas turísticas de montaña.

En las comunidades de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla la Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco y La Rioja, se prevén problemas de circulación y retenciones en las salidas de los grandes núcleos urbanos, para horas más tarde trasladarse a las zonas de destino.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.