Según ha informado el Instituto Armado, la investigación se inició después de que dos personas de edad avanzada que vivían solas en zonas rurales presentaron sendas denuncias en los cuarteles de Silleda y Forcarei.

Al parecer, en el caso de una vecina de Silleda, el autor de los hechos efectuó compras y pagó recibos usando la tarjeta de crédito con la que ella abonó una colección de libros; y en el caso de un vecino de Forcarei, el comercial le ofreció cancelar una compra a plazos por menor importe si la abonaba en metálico, si bien meses después la editorial le siguió reclamando los plazos adeudados.

A partir de las pesquisas iniciadas, se pudo identificar y localizar al presunto autor de las dos estafas, de iniciales J.L.C., al que le constan varios antecedentes por hechos similares y que no se descarta que haya podido participar en otras estafas similares. La causa está a cargo del Juzgado de Instrucción de Lalín en funciones de guardia.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.