Méndez de Vigo
El portavoz del Gobierno, al término del Consejo de Ministros de este martes. EFE

El Gobierno dará explicaciones “con mucho gusto” al Comité de Derechos Humanos de la ONU sobre cuál es la situación en la que se encuentra Carles Puigdemont, después de que este órgano aceptara la demanda del expresidente catalán contra la “vulneración de sus derechos políticos en España”.

“Lo que hará el comité será enviar una comunicación a España para que dé cuenta de la situación del señor Puigdemont”, explicó el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa al término del Consejo de Ministros extraordinario de este martes, donde también apuntó que el comité al que ha recurrido Puigdemont “no es un órgano jurisdiccional”, es decir, no es un tribunal.

Como firmante del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, España está adscrita al comité y responderá a su requerimiento de información, para lo que tiene un plazo de seis meses. “España lo hará”, aseveró.

Huido de la justicia

En todo caso, el portavoz afirmó que “la situación del señor Puigdemont es muy clara”. Es la de “una persona huida de la justicia que se fue de España para evitar acudir a los tribunales de justicia y que por una euroorden está en una prisión alemana a la espera de que las autoridades judiciales de Alemania decidan su entrega a España”.

En su demanda ante este comité de la ONU, Puigdemont denuncia que España “ha violado sus obligaciones por haber impuesto restricciones desproporcionadas e injustificadas al ejercicio de sus derechos políticos”. Este martes, el portavoz del Gobierno abundó que “España está a lo que digan las autoridades judiciales”.