Isabel Bonig
Isabel Bonig EUROPA PRESS - Archivo

"Este es un gobierno agotado, quemado políticamente y sin iniciativa política", ha asegurado Bonig en la rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, en la que ha defendido que sean los valencianos los que decidan quién quieren que gestione la Comunitat y se ocupe de los problemas "importantes" como el desempleo, la sanidad o la educación.

Por su parte, el portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha indicado que Bonig puede decir lo que quiera amparada por la libertad de expresión pero asegura que no ve motivo "para que un gobierno tan sólido, que está haciendo tantas cosas para mejorar la vida de los valencianos" se deba acabar ya.

Preguntado por las críticas a la asistencia de diputados de Compromís a la concentración de este lunes en València en la que se pidió la libertad de los políticos catalanes encarcelados, ha indicado que "no es motivo suficiente que algunos cargos estuvieran para que Puig deba romper con Compromís".

Además, ha incidido en que el Botànic "está sirviendo para hacer todo lo que no está haciendo Mariano Rajoy, que es solucionar los problemas del día a día de los valencianos" y ha señalado que Bonig busca "agarrarse a un clavo ardiendo para pedir que este gobierno que está trabajando tanto se disuelva".

Por su parte, el síndic socialista, Manolo Mata, ha indicado que ese adelanto es una prerrogativa del presidente pero ha incidido: "Nosotros hemos sucedido a un régimen, no a un gobierno, y tres años de legislatura no es el momento más adecuado para disolver la Cámara. A mí me gustaría llegar hasta el final".

Consulta aquí más noticias de Valencia.