Eagles of Death Metal
El músico estadounidense, cantante de los Eagles of Death Metal, Jesse Hughes (izda), saluda a varios seguidores a su llegada a la sala L'Olympia de París. Christophe Petit Tesson / EFE

El guitarrista Jesse Hughes es miembro de la banda Eagles of Death Metal y como tal estaba en el escenario de la sala Bataclan en 2015, cuando un grupo de terroristas abrieron fuego contra los espectadores, matando a 89 personas e hiriendo a otras 130.

Sin embargo, lejos de ser contrario a las armas, es un convencido defensor de la libre tenencia de armas de fuego y está en contra de las peticiones de leyes de control de armas, un debate abierto en EE UU después de los últimos tiroteos en escuelas y que ha cobrado protagonismo por el movimiento March for Our Lives, promovido por estudiantes y que reclama un mayor control de las armas de fuego.

Ahora, Hughes ha escrito algunos comentarios en Instagram en los que describió a los estudiantes de Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida (promotores del movimiento), como "patéticos y desagradables" y les acusó de "explotar la muerte de sus compañeros estudiantes" para obtener "algunos 'me gusta' de Facebook y algo de atención de los medios".

"Como superviviente de un tiroteo en masa, puedo decirles, por experiencia propia, que todos ustedes, protestando y cogiendo días libres en la escuela, insultan el recuerdo de los que fueron asesinados y me insultan a mí y a cualquier otro amante de la libertad con cada una de sus acciones", añadía el músico, algo por lo que ha sido ampliamente criticado.

El que es además líder de la banda, ya declaró poco después de la matanza de la que fue testigo: "¿Acaso los controles evitaron esos ataques? No. Lo que permitió pararlos fueron todas aquellas personas valientes que se lanzaron contra los terroristas. (...) Hasta que ni una sola persona tenga un arma, todos debemos tener una". Cabe destacar que la matanza de Bataclan la llevaron a cabo islamistas radicales y la de Parkland un estudiante.