El tribunal de Apelación de la ciudad marroquí de Salé (limítrofe a Rabat), condenó este viernes a Hasán El Jatab, a una pena de 25 años de prisión, acusado de ser el jefe de la célula terrorista llamada "Ansar el Mahdi".

El Jatab fue acusado de "constitución de una banda criminal con el fin de preparar y cometer actos terroristas destinados a afectar al orden público", "recogida y gestión de fondo para financiar actos terroristas", "pertenencia a una asociación no autorizada" y "reuniones públicas sin autorización". El tribunal condenó también a 20 años de prisión a Yasin el Uuardini, antiguo militar, por las mismas acusaciones.

Tres acusados en este mismo asunto fueron condenados a 15 años de prisión, otros cuatro a 10 años y otros 31 acusados fueron condenados a penas que van de ocho años a dos años de prisión. Entre los condenados figura un agente de los servicios de seguridad y cuatro mujeres, una de ellas es la esposa de un piloto de la compañía marroquí "Royal Air Maroc".