Inmueble nº 29 de Puerta Canseco
Inmueble nº 29 de Puerta Canseco CEDIDA

En un comunicado, esta asociación muestra su apoyo a los informes técnicos del Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife, emitidos durante la revisión del Plan General en 2007 y 2010, el cual ratificó en agosto de 2017 en un informe solicitado por este colectivo, que los citados inmuebles, así como varios más en el antiguo barrio de Miraflores, "merecen ser incluidos en el catálogo municipal".

En dicho informe se detallaba que fueron diseñados por los arquitectos "más prestigiosos" que trabajan en Santa Cruz en la primera mitad del siglo XX (Pintor, Pisaca, Marrero Regalado) y con unas características tipológicas y formales que le otorgan un "indudable valor patrimonial". Por tanto, desde la Asociación no comparten las demoliciones previstas, toda vez que su fin primordial es la defensa y puesta en valor del patrimonio histórico.

Lamentan que el Ayuntamiento haya dado autorizaciones para demoler inmuebles que los técnicos del Cabildo habían propuesto catalogar, sin antes disponer de un informe técnico propio que contradijera a los del Cabildo, dado que el informe que ahora avala la decisión política, muy anterior en el tiempo, de no catalogarlos se encargó al CICOP muy recientemente cuando ya se había empezado a demoler uno de ellos y el Cabildo había paralizado de forma cautelar el derribo, explica la Asociación.

El colectivo exige que este anómalo procedimiento a posteriori no se vuelva a repetir y, por tanto, se revise el Catálogo Municipal siguiendo los procedimientos legales y teniendo en cuenta los informes del Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo que desde 2007 propone dar un grado de protección a más de 500 inmuebles en toda la capital.

A su vez, reclaman que para tal fin, y en cumplimiento de la moción aprobada en junio de 2017 por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento, se constituya el Consejo Municipal de Patrimonio Histórico, desactivado desde 2009, para que elabore un dictamen sobre esos 500 inmuebles, que este órgano esté compuesto por expertos en la materia (arquitectos, historiadores del arte, etcétera), que su composición goce del apoyo unánime del pleno municipal y que en él puedan estar representadas las asociaciones ciudadanas dedicadas a la defensa del patrimonio histórico.

NOTABLE INTERÉS PATRIMONIAL

La Asociación Nuestro Patrimonio aclara que en el informe recabado en agosto de 2017, y del cual se aseguró de que tuvieran constancia tres miembros del gobierno municipal desde el otoño pasado con competencias en la materia pese a que no fuera presentado por registro oficial, el Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo afirmó, con respecto a los tres inmuebles de la calle de Puerta Canseco que el CICOP ahora avala demoler, que el número 23 "tiene un notable interés patrimonial que debiera catalogarse".

Del número 27 decía que "sin lugar a dudas, se trata de un inmueble con un valor patrimonial reconocible y de indudable exigencia de catalogación, en tanto que no son pocos los inmuebles de características similares que han sido incluidos en el Catálogo municipal", y del número 29 afirmaba que era "muy interesante" desde el punto de vista de la arquitectura histórica racionalista, proyectado por José Enrique Marrero Regalado en 1949, y "merece catalogarse".

La Asociación reitera su apoyo a la necesaria mejora urbanística del antiguo barrio de Miraflores, pero integrando en la nueva urbanización cuanto menos fachadas históricas y artísticas que forman parte de la historia de la ciudad. Además, advierte del riesgo de pérdida irreversible de patrimonio histórico en la capital tinerfeña ante la existencia de numerosos inmuebles con posibles valores históricos y/o artísticos que no gozan de ningún grado de protección si se pretendiera su demolición.