Según ha informado el 112 Galicia, este siniestro afectó a la circulación y provocó retenciones entre los vehículos que circulaban, en esos instantes, por la A-55, a la altura de Mos, sin causar daños personales de gravedad.

Tampoco la vía tuvo que ser interrumpida al tráfico y únicamente una mujer, del coche implicado, tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios de urgencia, tras sufrir una crisis de ansiedad debido al impacto.

El accidente ocurrió sobre las 20,00 horas del lunes a la altura de la salida 306 de la autovía, en Sanguiñeda. Fue uno de los implicados quien, sobre esa hora, llamó al 112 Galicia para pedir ayuda y aseguró que no había heridos y que todas las personas estaban fuera de los vehículos.

Hasta el lugar, tras ser alertados por el 112 Galicia, se personaron, además del personal sanitario, agentes de Tráfico y efectivos de mantenimiento de la vía. Los Bomberos de Baixo Miño y los miembros de Protección Civil también fueron informados de lo sucedido.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.