La Guardia Civil ha detenido al hijo de la mujer hallada muerta con signos de violencia en su casa de Las Torres de Cotillas (Murcia), hermano de la otra víctima y principal investigado del caso, aunque todas las hipótesis siguen abiertas y faltan por realizar pruebas de laboratorio, entre otras pesquisas.

Fuentes de este cuerpo han señalado que el joven, de 27 años, ha sido arrestado después de prestar declaración en el cuartel local, donde también lo ha hecho esta mañana su padre, que había pasado la noche cuidando a un anciano.

El hallazgo de los cuerpos se ha producido alrededor de las 6,50 horas por el hijo mayor, que se dirigió muy alterado a una panadería cercana para comunicar el doble crimen y después al cuartel de la Guardia Civil, donde los investigadores le están tomando declaración.

Según un portavoz de este cuerpo, no se descarta ninguna hipótesis en este doble homicidio, cometido con un objeto contundente, a la vista del tipo de lesiones de las víctimas.

Estaba muy nervioso

Según el testimonio de quienes le atendieron en la panadería, el hombre estaba muy nervioso, apenas se le entendía al hablar y llevaba las manos manchadas de sangre. El padre de familia no se encontraba en la vivienda, ya que había pasado la noche cuidando a un pariente, según han explicado los vecinos.

La Guardia Civil ha informado, por su parte, de que el joven se desplazó al cuartel de la población para comunicar el hallazgo de los cuerpos sin vida de su madre y su hermano menor. Los hechos han tenido lugar en una vivienda unifamiliar adosada que poco antes del mediodía seguía acordonada.

El juez de guardia ha declarado secretas las actuaciones y el ayuntamiento ha decretado dos días de luto oficial y convocado mañana a mediodía una concentración en la plaza Adolfo Suárez para guardar un minuto de silencio por las víctimas.

Consulta aquí más noticias de Murcia.