Andamio desprendido
Un policía vigila un andamio desprendido parcialmente de una fachada en un lugar en construcción por el paso del tifón Hato, en Hong Kong (China). Alex Hofford / EFE

La policía de tráfico de la ciudad china de Shenzhen, en el sur del país, multará a los peatones que cometan infracciones mediante mensajes de texto, además de mostrar sus caras en pantallas gigantes para avergonzarlos.

Gracias a la tecnología de la inteligencia artificial y al reconocimiento facial, los infractores no solo serán públicamente identificados y avergonzados, sino que recibirán una notificación de la infracción a través de mensajes instantáneos, junto con la multa.

La empresa Intellifusion, una compañía de inteligencia artificial con sede en Shenzhen, es la encargada de proporcionar la tecnología a la policía por la que grandes pantallas ubicadas en las intersecciones muestran las caras de los infractores.

Ahora están negociando con los operadores locales de telefonía móvil y redes sociales como WeChat y Sina Weibo para desarrollar un sistema por el que los infractores recibirán mensajes de texto tan pronto violen las reglas.

"El tráfico de peatones siempre ha sido un problema en China y difícilmente puede resolverse simplemente imponiendo multas o tomando fotos de los infractores. Pero una combinación de tecnología y psicología puede reducir en gran medida las infracciones", dijo Wang Jun, director de soluciones de mercadotecnia de la compañía.

En las grandes ciudades

Las ciudades chinas de primer nivel como Pekín y Shanghai ya han empleado inteligencia artificial y tecnología de reconocimiento facial para regular el tráfico e identificar a los conductores que violan las reglas

Shenzhen, una metrópoli de 12 millones de personas, comenzó con el programa de pantallas en abril de 2017. Hasta febrero de este año, se registraron unas 13.930 infracciones.

La tecnología de reconocimiento facial identifica al individuo gracias a una base de datos y muestra una foto de la infracción, con el nombre y su número de identificación.