Estudiantes en una universidad pública valenciana
Estudiantes en una universidad. UNIVERSIDAD JAUME I

Los estudiantes de doctorado son más propensos a sufrir problemas de salud mental. Así concluye un estudio publicado por la revista 'Nature Biotechnology'. Según la investigación, desarrollada en la Universidad de Kentucky (EE UU), el 39% de doctrandos pueden llegar a sufrir depresión leve, frente al 6% de la población en general.

Nathan Vanderford, el coordinador del estudio, avisa de que los estudiantes de doctorado corren más riesgo de deterioro en su salud mental. Da valor a la investigación realizada porque permite "avanzar en el hecho de que existen problemas de salud mental entre los doctorandos y estudios como este nos ayudan a entender mejor sus causas”, explica.

Otro análisis, en este caso de la Universidad de Gante, en Bélgica, ha tomado 3.659 doctorandos de universidades flamencas para comparar resultados con otros puntos de Europa y Estados Unidos. Los resultados fueron que el 41% de los doctorandos se sentía sometido a una presión constante, el 30% deprimido o infeliz y un 16% se sentía poco útil.

Problemas para la conciliación

La investigadora Katia Levecque asevera que estos resultados "son independientes" a la disciplina en la que se realiza el doctorado pero sí que existen diferencias en cuanto al género: las mujeres tienen un 27% más de posibilidades de sufrir problemas de índole mental que los hombres.

Además, quienes tienen una situación conflictiva entre su familia y el trabajo son un 52% más propensos a desarrollar un problema psiquiátrico. Ante esta situación, los investigadores recomiendan tener "una mayor voluntad para informarse de la salud propia y de otras personas" y hablar "sin problemas" sobre ello.