Roger Torrent, presidente del Parlament.
Roger Torrent, presidente del Parlament. EP

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado para este miércoles 28 de marzo a las 10:00 horas el pleno urgente solicitado por Junts per Catalunya (JxCat), ERC y la CUP para reivindicar la figura de Carles Puigdemont y defender su "derecho" a ser investido president, así como los "derechos políticos" de los diputados encarcelados o en el "exilio".

La decisión se ha tomado tras la reunión de esta tarde de la Junta de Portavoces de la cámara catalana, un día después de la detención de Puigdemont y tras la investidura fallida de Jordi Turull del pasado jueves.

El pleno urgente durará todo el día, ya que por la mañana los grupos defenderán las propuestas de resolución del bloque independentista sobre la investidura de Puigdemont, y por la tarde comparecerá el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, para presentar un informe sobre las cargas policiales del referéndum del 1 de octubre.

Cs pide la dimisión de Torrent

Ciudadanos ha formalizado mediante una propuesta de resolución su petición de dimisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, por ejercer "sus funciones de manera arbitraria y tendenciosa", y exige la "recuperación de la normalidad institucional".

La formación que lidera Inés Arrimadas ha registrado la propuesta de resolución de cara al pleno que Junts Per Catalunya, ERC y la CUP han propuesto para esta semana.

"Ante la constatación" de que Torrent "sistemáticamente ejerce sus funciones de manera arbitraria y tendenciosa a favor de los partidos independentistas y faltando a la neutralidad institucional que le es debida, el Parlament solicita que dimita del cargo que ocupa para que el pleno de la cámara pueda proceder a nombrar un nuevo presidente que pueda y quiera cumplir sus funciones adecuadamente", señala el texto.

Así, reclama "dar fin a la estrategia de utilización partidista" del Parlament, y "apostar decididamente por la recuperación de la normalidad institucional en pro de la convivencia de todos los catalanes".

Por otro lado, Ciudadanos exige en esta iniciativa parlamentaria que el futuro Govern "trabaje desde el respeto pleno a la legalidad estatutaria y constitucional en beneficio de todos los catalanes, no solo de una parte de ellos como desgraciadamente ha ocurrido en los últimos tiempos".

El PSC pedirá que el Parlament inicie "un proceso de reconciliación nacional"

El grupo parlamentario PSC-Units pide que el Parlament marque "las pautas de un proceso de reconciliación nacional" y llama a restablecer "consensos básicos en la sociedad catalana, que se encuentra profundamente dividida".

Así lo afirma una propuesta de resolución que los socialistas han registrado este lunes. que también llevará a votación en el hemiciclo que "los conflictos políticos se deben resolver en el marco de la política, y no encontrarán solución en su judicialización".

La propuesta aboga por "la necesidad de establecer un marco de diálogo entre las fuerzas políticas y sociales catalanas con el fin de romper la dinámica de enfrentamiento y bloqueo actual".

Asimismo, apuesta por "establecer proyectos políticos colectivos que puedan ser ampliamente compartidos por la sociedad", por lo que, de salir adelante la votación, el Parlament rechazaría "cualquier propuesta unilateral o ilegal".

El texto afirma que se debe "defender el cumplimiento de la ley porque solo hay democracia desde el respeto a la legalidad", y añade que "es necesario que los poderes públicos garanticen en todo momento los valores constitucionales básicos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.