Décimo aniversario del accidente de Metrovalencia
Décimo aniversario del accidente de Metrovalencia GVA - Archivo

Cuatro exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) han descargado en otro alto cargo no investigado en la causa del accidente de metro de València la responsabilidad en seguridad y prevención y se han desvinculado así mismo de los asuntos de formación, según ha podido saber Europa Press.

Estos cuatro exdirectivos han prestado este lunes declaración, en calidad de investigados, ante la titular del Juzgado de Instrucción número 21 de València que investiga el accidente de la Línea 1 de Metrovalencia, que el 3 de julio de 2006 costó la vida a 43 personas y provocó heridas a 47 más.

Se trata de Juan José Gimeno, entonces director de la Auditoría para la seguridad y circulación de FGV; Manuel Sansano, exdirector de Operaciones; Sebastián Argente, exjefe de la Línea 1; y Luis Miguel Domingo.

Así mismo, este lunes ha tenido que acudir a declarar en la misma condición la exgerente de FGV Marisa Gracia -procesada en otra causa por un presunto amaño de contratos de seguridad-, quien ha comparecido brevemente para acogerse a su derecho a no declarar al alegar motivos de salud. Ha afirmado que cuando tenga el resultado de unas pruebas, ella misma solicitará que se le vuelva a citar.

Por su parte, los cuatro exdirectivos han basado su defensa, en respuesta a sus letrados, en afirmar que los temas relacionados con la seguridad y la prevención no les correspondía a ellos, sino a otro directivo no investigado en este procedimiento: Dionisio García.

Así mismo, han señalado a Francisco García Sigüenza, director técnico de la empresa, y a Salvador Orts, antiguo jefe de Estudios y Proyectos de la compañía. Han afirmado que a este último le correspondía el asunto del sistema de frenado FAP. También han afirmado que ellos no entraban en asuntos de formación.

La jueza, en el transcurso de la declaración, les ha dado de plazo hasta el próximo 6 de abril para que pidan las diligencias que estimen oportunas, si es que quieren hacerlo.

Este juzgado archivó en mayo esta causa del metro al descartar que existieran responsables penales y al no ver acreditado que en el siniestro "tuviese incidente un fallo o mal estado del material móvil o de la infraestructura".

Sin embargo, la jueza -quien ha llegado a archivar esta investigación hasta en tres ocasiones- recientemente ha tenido que reabrir el procedimiento tras ordenárselo la Audiencia y ofrecer la posibilidad de tomar declaración como investigadas a ocho personas. Ha prorrogado la instrucción durante cuatro meses.

Consulta aquí más noticias de Valencia.