Esta joven, que actuaba en compañía de un varón, el cual se dio a la fuga entre la multitud, fue sorprendida por una de las víctimas cuando estaba intentando sustraerle la cartera del bolso, por lo que requirió inmediatamente ayuda policial, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

Fruto del dispositivo de seguridad que con motivo de Semana Santa se establece en todas las procesiones y zonas donde existe gran afluencia de público, se personaron de inmediato agentes de paisano y uniforme de Policía Nacional y Policía Local de Cuenca, interceptando a la sospechosa.

En ese instante, se presentaron ante los agentes, otras víctimas que acababan de sufrir en ese mismo lugar hurtos similares, reconociendo a esta joven como la persona que momentos antes se les había acercado, llegando a empujar a alguna de ellas. La detenida, de nacionalidad cubana, tenía una orden de expulsión de territorio nacional.

La Policía Nacional recuerda que durante la poca de vacaciones de Semana Santa, y ante la gran afluencia de personas que asisten a los desfiles procesionales, se deben extremar las medidas de seguridad en cuanto a las pertenencias, para evitar en la medida de lo posible situaciones como ésta.

Han recomendado no perder de vista las pertenencias, tomando las debidas precauciones para impedir que bolsos, carteras, joyas u objetos similares puedan ser arrebatados en las aglomeraciones, protegiendo especialmente los bienes electrónicos tales como tabletas, teléfonos y cámaras, y desconfiando de ayudas sospechosas.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.