Las investigaciones se iniciaron el 29 de diciembre de 2017, cuando por parte de los agentes se tuvo conocimiento de la difusión a través de la aplicación Whatsapp, de unos vídeos donde se veía a un menor de corta edad conduciendo un turismo y una motocicleta.

De las investigaciones practicadas, se ha procedido a identificar al padre del menor quien le facilitaba los vehículos, grababa y difundía los videos a través de la mencionada red social, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

A partir de estos hechos se ha procedido a tomar declaración en calidad de investigado no detenido a este joven como presunto autor de un delito continuado contra la Seguridad Vial, siendo las entregadas ante el Juzgado de Guardia de Toledo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.