Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, los trabajos policiales para identificar al autor de la sustracción

permitieron averiguar que había echado combustible en una gasolinera de

Cancienes, de la que huyó tras

repostar seis euros de combustible.

Tras una conducción temeraria, en la que causó numerosos desperfectos al vehículo sustraído, abandonó este en el polígono de la Juvería, lugar en el que fue recuperado y trasladado al Depósito Municipal.

La investigación de los hechos permitió conocer la identidad del autor, que contaba con numerosos antecedentes y carecía de permiso de conducir. El joven fue localizado la madrugada del pasado viernes por agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana y detenido como supuesto autor de un delito de robo uso de vehículo y otro contra la seguridad vial.

Consulta aquí más noticias de Asturias.