Escombros en Olloki.
Escombros en Olloki. POLICÍA FORAL

En el primer caso, un ciudadano utilizó su cuenta de Twitter para avisar a la Policía Foral de un vertido que acababa de presenciar mientras realizaba deporte cerca de Olloki.

El alertante observó cómo un hombre se encontraba descargando material de obra desde su furgoneta a la cuneta de un camino, por lo que anotó la matrícula del vehículo y lo comunicó mediante un mensaje directo a la cuenta de Twitter de la Policía Foral. Además, aportó fotografías del lugar, de los escombros y describió físicamente al autor.

Los agentes de la Brigada de Protección Medioambiental se personaron en el domicilio del titular de la furgoneta (vecino de la zona), que reconoció los hechos y fue denunciado, ha informado la Policía Foral.

Por otra parte, recientemente el ayuntamiento de Cárcar solicitó la colaboración de la Policía Foral para tratar de controlar la presencia de pequeños vertidos de escombros y muebles en su término municipal.

Una vez conocida la problemática, se intensificó el patrullaje en la zona. Los agentes tuvieron conocimiento de un nuevo abandono de muebles, electrodomésticos y otros enseres. Tras desplazarse hasta el lugar, realizaron una inspección ocular y las investigaciones les llevaron hasta una vecina del municipio, que podía estar relacionada con los hechos. Al entrevistarse con ella, admitió que habían abandonado los residuos en el margen de un camino rural, por lo que también fue denunciada.

En ambos casos, se trata de infracciones leves a la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, que conlleva una multa de hasta 900 euros y la exigencia de depositar los residuos en un gestor autorizado, ha añadido la Policía.

Consulta aquí más noticias de Navarra.