Román
Román AY GUADALAJARA

Unas cuentas a las que se ha dado luz verde después de rechazarse las enmiendas a la totalidad presentadas por PSOE y Ahora Guadalajara de manera individual, así como sus enmiendas parciales, al considerar, según el concejal de Economía y Hacienda, Alfonso Esteban, que no recogían "grandes aportaciones".

No obstante, si han sido recogidas en el presupuesto las enmiendas presentadas por Ciudadanos, grupo gracias al cual se han podido aprobar unas cuentas que en boca de Esteban son "inversoras, sociales y apuestan por el empleo", en las que se ha incrementado la inversión en un 17% con respecto al anterior ejercicio, y una bajada del IBI.

GASTO SOCIAL

El Ayuntamiento de Guadalajara destinará a gasto social un 4,3% más que en 2017, algo más de 4 millones de euros, cantidad que permitirá seguir implementando programas de asistencia social primaria, como el Plan Concertado, ayuda a domicilio, prestaciones básicas de ayuda de emergencia social, Plan de Integración Social y medidas para el fomento de la igualdad de género. También un Plan de Apoyo a la Maternidad, a la tercera edad y ayudas para la Cooperación al Desarrollo.

El concejal de Economía y teniente de alcalde ha anunciado que se mantendrán dentro de una convocatoria única de ayudas de emergencia social las líneas del IBI, el Agua Social y ayudas al pago de los recibos de la luz y el gas.

EMPLEO

El fomento del empleo seguirá siendo una prioridad para el Ayuntamiento de Guadalajara. Se destinarán de fondos propios municipales

1,3 millones a este fin que tendrán como objeto programas como el Taller de Empleo, Plan Garantía Más 55, aportaciones a la Escuela de Organización Industrial para el Plan de Empleo Joven y el programas coworking, y también el Plan de Empleo Municipal.

El teniente de alcalde también ha desglosado las inversiones más destacadas que el Ayuntamiento de Guadalajara realizará en 2018, entre ellas las referentes a actuaciones de mejora de la pavimentación que se realizarán en diferentes puntos por importe de 900.000 euros; el Eje Concordia-San Roque (800.000 euros), el parque de ocio - deportivo Ciudad Europea del Deporte (480.000 euros), mejoras en el cementerio municipal (100.000 euros) o la recuperación de la verja de Adoratrices y el Alcázar (295.000 euros).

Esteban ha aprovechado para recriminar al PSOE la retirada de consignación en sus enmiendas para el Alcázar y ha pedido al portavoz socialista, Daniel Jiménez, que exija a la Junta que financie las obras de salida del Hospital de Guadalajara que pedía él en sus demandas al igual que ha hecho en Toledo, y que las licite y ejecute.

DEL NARANJA AL GRIS

El portavoz del grupo socialista, Daniel Jiménez, ha lamentado haber tenido tan poco tiempo para valorar estas cuentas y ha recordado a Ciudadanos que fueron quienes apoyaron la investidura de Román y que ahora no apoyan medidas "de regeneración democrática como hubiera sido el haber conseguido un presupuesto de amplio consenso político".

"No son libres señores de Ciudadanos, están hipotecados desde el primer día de esta legislatura con esta ciudad, vinieron con un naranja brillante y están acabando con un tono gris bastante feo", ha dicho a su portavoz, Alejandro Ruiz.

Jiménez ha criticado también al PP que no esté "en el pan de cada día, ni en la cultura, sino solo en lo que cree que le va bien".

Por su parte, el portavoz de la formación naranja, Alejandro Ruiz, ha respondido al portavoz del PSOE que "Ciudadanos no es la mamá que le arropa por las noches", por lo que no debe esperar "que todo se lo de esta formación porque los teléfonos funcionan en los dos sentidos".

Con esto, Ruiz ha recriminado a Jiménez que su grupo se ha movido y ha tocado a las puertas siendo dos concejales mientras que ellos -el PSOE- son ocho y se quejan de que no han tenido tiempo suficiente para estudiar estas cuentas, por lo que le ha pedido que se mueva más en vez de quejarse.

En referencia concreta al Hospital Universitario, le ha reprochado a Jiménez que no diga a los ciudadanos que no exige a la Junta de Castillla-La Mancha que haga los accesos de este centro pero que "les va a quitar 500.000 euros del eje Concordia-San Roque", y eso es porque "se olvida de la ciudadanía en favor de la sigla del partido que representa y eso es un error", ha señalado.

Le ha asegurado a Jiménez que el Alcázar no está paralizado sino que ha habido procedimientos y que se han aprobado los planes directores y "como está paralizado es quitándole la ayuda", le ha recriminado dado que en sus enmiendas se recoge menos dinero para este.

"NI CHICHA NI LIMONÁ"

Por su parte, el portavoz de Ahora Guadalajara, José Morales, tras recordar sus enmiendas, ha aprovechado su intervención para criticar al grupo Ciudadanos que no sea "ni chicha ni limoná, ni gobierno ni oposición, ni izquierda ni derecha, sino todo lo contrario" ha dicho, en referencia que algunas de sus iniciativas son más "actos de fe" que otra cosa.

Ha tenido críticas para el alcalde, Antonio Román y la valoración que hace de los presupuestos, considerando que está llena de "triunfalismos".

A juicio de Morales, estos presupuestos no se acuerdan de la cultura, ni del Poblado de Miraflores y en la memoria realizada falta de perspectiva de género porque "no se puede decir que el 8 de marzo haya pasado por el equipo de Gobierno", ha dicho.

Algo que no ha gustado a Ruiz quien, en su intervención le ha reprochado que se quiera gastar 50.000 euros en un mausoleo, porque "deben dar para mucho, pero no para gastárnoslo en granito, sea a quien sea", ha señalado, tras criticar a esta formación que se quiera "carga" el Alcázar quitando 250.000 euros en la partida presupuestaria el Club Balonmano Guadalajara.

"Se les llena la boca de participación y quieren adjudicar al Festigu una cantidad de dinero a dedo y se han olvidado del Maratón de Cuentos en sus enmiendas", le ha dicho también Jiménez a Morales.

Un debate de presupuestos que se ha prolongado varias horas pero que han salido adelante, aunque ahora serán sometidos a exposición pública durante quince días hábiles antes de su aprobación definitiva, plazo en el que se podrán presentar alegaciones.