Situación de la Sanidad Privada en España
Situación de la Sanidad Privada en España FUNDACIÓN IDIS

Además, desarrolla "una importante actividad asistencial", el 21,2% de las intervenciones quirúrgicas, el 17,5% de las altas y el 19% de las urgencias. También dispone del 71% de los equipamientos de resonancia magnética y del 60% de los PET (tomografía por emisión de positrones).

Según el Informe "Sanidad privada, aportando valor: Análisis de situación 2018", elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), que ha sido presentado este lunes en Madrid durante el periodo 2013-2016, Euskadi ha registrado un incremento anual del 2,2% en el número de asegurados y del 3,2% en el volumen de primas en el periodo, lo que representa el 5,2% del mercado nacional en volumen de primas.

Mientras, el gasto sanitario en España se situó en el 9,2% del PIB en 2015, con un ligero incremento respecto a la cifra del año anterior. Según las estimaciones realizadas, el gasto sanitario total en provisión privada asciende al 3,5% del PIB en ese año, lo que supone un gasto aproximado de 36.226 millones de euros.

España cuenta con 8,2 millones de asegurados directos, no mutualistas, que contribuyen a la descarga y ahorro del sistema público en un rango que se sitúa entre 4.369 (si realiza un uso mixto de la sanidad, utilizando tanto sanidad pública como privada) y 9.860 millones de euros aproximadamente al año (cuando exclusivamente utiliza los recursos de la sanidad privada).

En el conjunto del Estado, el sector asegurador "continúa registrando incrementos significativos, tanto en número de asegurados como en volumen de primas", ya que en 2017 se ha incorporado medio millón de personas, lo que supone un ascenso del 5,1% respecto a al año anterior. Por tipología, el 74,4% de los asegurados corresponden a asistencia sanitaria, el 18,5% a mutualismo administrativo y el 7,1% restante a reembolso de gastos.

Respecto al volumen de primas, se estima que en 2017 han alcanzado un importe de 7.748 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,1% respecto a 2016.

La Sanidad privada dispone en España de una dotación de 451 hospitales, lo que representa el 57% del total de centros hospitalarios del país, con una dotación de 51.332 camas, que suponen el 33% del total de las existentes. Cataluña, Madrid y Andalucía se mantienen como las comunidades autónomas que cuentan con un mayor número de camas privadas.

Además, de manera global, el sector llevó a cabo el 29% de las intervenciones quirúrgicas, registró el 23% de las altas y atendió el 23% de las urgencias.

Por otra parte, el "turismo sanitario" registró un volumen económico total de 321,9 millones de euros en 2014, lo que supuso un aumento del 25% respecto al año anterior. España, según el estudio, ocupa la sexta posición en el ámbito europeo y la octava en el mundial como destino de turismo sanitario.

De hecho, se estima que en 2020 la facturación de los pacientes extranjeros alcanzará los 1.000 millones de euros, "con el consiguiente beneficio económico para nuestro país".

En el capítulo relativo a la colaboración público-privada a través de conciertos, concesiones y mutualismo administrativo, el estudio refleja que el 11,6% del gasto sanitario público se destina a la partida de conciertos, con Cataluña como autonomía que más recursos dedica a esa partida (25,1%), seguida de Madrid (12,4%), Comunidad Valenciana (4,5%) y Andalucía (4,3%).

"MOTIVO DE PREOCUPACIÓN"

Los autores del estudio aseguran que la sanidad "sigue siendo motivo de preocupación" social porque "se encuentra con un problema que se cronifica en el tiempo, que es el de la falta de solvencia y sostenibilidad progresivas, motivadas fundamentalmente por una necesidad de mejora en la gestión eficiente de los recursos, por una deriva sociodemográfica imparable y por una creciente exigencia planteada por los constantes avances científicos y tecnológicos que es necesario incorporar".

Ante este problema, creen "necesario" que todos los agentes implicados en el cuidado de la salud tengan "una visión integradora de todos los recursos disponibles, públicos y privados, en pro de conseguir una optimización de los mismos y una respuesta a las necesidades y servicios incrementales que van a demandar los ciudadanos".

"Una gestión adecuada de la sanidad implica utilizar adecuadamente todos esos recursos en aras de conseguir los mejores resultados de salud posibles con las máximas garantías de calidad y seguridad", señalan.

Por ello, defienden que "la aportación del sector sanitario privado es clave e ineludible" y se muestran convencidos de que "sin su cooperación, hoy por hoy el sistema nacional de salud (SNS) no podría hacer frente con solvencia a los grandes retos que tiene planteados".

El informe pretende, según el presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, Luis Mayero, "hacer una radiografía de la situación del sector de la sanidad privada" y transmitir que, "pese a los retos y dificultades" del sistema público de salud, "hay recursos suficientes como para afrontar con éxito el problema presente y futuro si se cuenta con la cooperación de la sanidad de titularidad privada".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.