Un cargo de confianza se concede a sí mismo permiso para una obra

Un buen tirón de orejas le ha dado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, a su gerente de Urbanismo, Andrés Gutiérrez Istria, por concederse una licencia de obra para instalar una piscina prefabricada en su casa.
Su esposa la solicitó y la obtuvo en sólo 14 días, según IU. Para el regidor, el fallo se podía haber evitado e insistió en que nadie puede «autoconcederse licencia ni a un familiar muy cercano». Rechazó, incluso, la justificación dada por Gutiérrez Istria de que la petición estaba incluida con otras. «Hay que saber lo que se firma», apostilló De la Torre.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento