En el informe, el órgano fiscalizador dice que la actividad económico-financiera del consistorio se realiza respetando la normativa vigente, aunque señala que hay una salvedad en contratación administrativa ya que existen gastos sin expediente y otros derivados de contratos ya vencidos.

Se trata de un ayuntamiento de 5.837 habitantes que cuenta con un organismo autónomo: la Escuela Municipal de Música. Teniendo en cuenta las cuentas de dicho organismo, en 2016 el ayuntamiento gastó 4,6 millones e ingresó 5,3 millones. Los dos capítulos de gasto más importantes son el de personal, con 1,9 millones, y los bienes corrientes y servicios, que sumaron 1,8 millones.

En cuanto a ingresos, a través de transferencias corrientes se lograron 2,1 millones y los impuestos directos sumaron 1,6 millones. Los ingresos patrimoniales superaron los 700.000 euros y a través de tasas y precios municipales se ingresó algo más de medio millón.

El informe señala que en 2016 bajaron tanto ingresos como gastos respecto al año anterior. En concreto, los gastos descendieron el 18% y los ingresos el 6%.

Analizada la cuenta general, el informe señala que expresa la imagen fiel del patrimonio, de la liquidación de sus presupuestos y de la situación financiera a 31 de diciembre de 2016. El informe apunta una salvedad referida al inventario, al no estar actualizado, si bien el Ayuntamiento ya ha comenzado a realizar dicha actualización.

Consulta aquí más noticias de Navarra.