Mayor control este verano a los mayores que viven solos

Si en un intervalo de entre 12 y 24 horas la instalación no detecta ningún movimiento del mayor, salta la alarma.
Ésta es una de las medidas del plan especial puesto en marcha por el área de Bienestar Social del Ayuntamiento para extremar la vigilancia de los ancianos este verano.
 
El servicio de teleasistencia lleva a cabo la instalación de los detectores de movilidad y de gas en los domicilios de los usuarios más vulnerables, mayores de 80 años que viven solos, con problemas de salud o movilidad. Además de distribuir un tríptico con una serie de recomendaciones para afrontar la ola de calor, se realizará un seguimiento exhaustivo a los ancianos con este perfil, vía telefónica o con visitas a sus domicilios, según explicó ayer la concejala de Bienestar, Ana López Andújar.
 
También se dotará a las unidades móviles con un equipamiento adicional al de emergencias especial para atenuar los efectos del calor. El servicio de teleasistencia tiene 2.400 usuarios, de los que el 57% tienen más de 80 años.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento