Mapache
Un mapache, una de las especies invasoras que amenazan el equilibrio en la naturaleza. GTRES

Los mapaches, una especie invasora que amenaza la biodiversidad local y comporta importantes riesgos sanitarios, se han multiplicado en Europa durante las últimas décadas hasta el punto de que los investigadores consideran que está "fuera de control".

Así lo han puesto de relieve investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas), que han estudiado este problema y han alertado de la necesidad de tomar medidas urgentes para controlar las poblaciones de mapache en Europa.

Desde el año 1990 la población de mapaches en el centro de Europa ha crecido un 300%, según los científicos, que han señalado que en España e Italia la principal vía de introducción de esta especie ha sido el comercio de mascotas.

Los responsables de la investigación consideran que se debería prohibir el comercio del mapache como mascota, activar un sistema de detección temprana y respuesta rápida, contener el crecimiento y la expansión de las poblaciones de mapache, y proteger los hábitats, las especies y los recursos vulnerables, ha informado el Museo en una nota de prensa.

"La población de mapache en Europa está fuera de control", ha señalado el investigador del Museo Iván Salgado, quien ha observado que el crecimiento de la población podría afectar a las especies y los hábitats europeos y supone un riesgo sanitario, ya que es hospedador de patógenos que se transmiten a seres humanos y a animales salvajes y domésticos.

Los investigadores, que han publicado sus conclusiones en Biodiversity and Conservation, han reunido toda la información disponible sobre esta especie y contactado con expertos de 28 países europeos.

Además, según ha explicado Salgado, "se recopilaron datos de presencia para valorar la expansión de la población en los últimos 40 años y se analizó el número de individuos cazados al año para estimar el crecimiento de la población en el centro de Europa durante los últimos 20 años", explica Salgado.

La entrada de los mapaches en Europa

El mapache (Procyon lotor) es nativo del centro y norte de América, pero en Europa es considerado una especie invasora porque amenaza la biodiversidad nativa y comporta riesgo sanitario.

Se introdujo en Europa a finales de la década de 1920, y los primeros individuos escaparon de granjas peleteras o se liberaron para la caza.

La invasión del mapache en Europa se debe a la expansión del núcleo de población en el centro de Europa desde la década de 1970 -tras un periodo de adaptación al ecosistema receptor- y a la reciente introducción múltiple debido a la suelta y al escape de mascotas.