Pizza margarita
Pizza margarita al estilo tradicional italiano. GTRES

Es una de las pizzas más simples y quizá ahí está la clave de su éxito, en que gusta tanto a mayores como a pequeños. A la pizza margarita le ha bastado durante más de un siglo con el tomate triturado, la mozzarella, aceite de oliva y pocas especias para convencer a millones de paladares en todo el mundo.

¿De dónde viene su curioso nombre? Hay varias teorías, aunque la más aceptada es la que cuenta que su preparación tiene su origen en 1889 y en las manos del pizzero más famoso de Nápoles, Raffaele Esposito, de la Pizzeria Brandi, quien se encargó aquel año de preparar las comidas de Humberto I de Saboya y Margarita Teresa de Saboya, reyes de Italia, durante las vacaciones de estos en el Palacio Real de Capodimonte.

La reina odiaba los sabores fuertes y se cansó de la comida francesa, habitual en este tipo de viajes, lo que obligó a Esposito a preparar varias pizzas de diferentes sabores suaves, siendo la que llevaba tomate, mozzarella y albahaca la que más gustó a Margarita Teresa, que además aplaudió que la conjunción de ingredientes sumase los colores de la bandera de Italia. A partir de ese momento, la pizza quedó bautizada con el nombre de la reina. También hay quien dice que esta historia fue inventada por las personas que compraron la pizzería Brandi en 1932, aprovechando la fama de Esposito.

Otra teoría, menos popular, es que la pizza se llama así por el parecido de la disposición de la mozzarella con la albahaca en la masa con las margaritas en el campo.

Receta e ingredientes

Hoy, su composición no ha cambiado. La Associazione Verace Pizza Napoletana indica que la margarita es una de las tres pizzas napolitanas actualmente reconocidas de forma oficial. "Lleva tomate, mozzarella a rodajas, albahaca y aceite de oliva virgen extra", indica la asociación, según recoge la Pizzapedia, de Dan Bransfield.

La receta de la pizza margarita al estilo italiano para cuatro personas necesita los siguiente ingredientes:

- 220 gr. de masa de pizza italiana.

- 90 gr. de queso mozzarella.

- Hojas de albahaca fresca.

- 100 gr. de salsa de tomate natural triturado.

- Sal y pimienta negra recién molida.

- Aceite de oliva virgen extra.

Preparación

Utilizar una masa de pizza casera y prepararla. Encender el horno a 250º (con papel de horno) y mantener unos 10-15 minutos a esa temperatura mientras se monta la pizza. Si cuentas con un cuenco apto para horno, rellénalo de agua para que acompañe a la pizza mientras la horneas.

En un cuenco echamos el tomate triturado. Luego añadimos un poco de sal y pimienta negra recién molida. Añade 3-4 hojas de albahaca y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Mezcla todo y extiéndelo luego por la masa dejando siempre unos dos centímetros en el perímetro.

Corta la mozzarella en láminas gruesas y repártelo por la pizza. Tras esto, la pizza se mete en el horno a 250º durante 7-8 minutos.