Cambio climático
Imagen de archivo de una planta química. RYAN TONG / EFE

Al menos seis personas han muerto y varias resultaron heridas por una explosión en una planta química en Kralupy nad Vltavou, 20 kilómetros al norte de Praga, informaron los servicios locales de bomberos.

El accidente, que no ha producido ningún incendio, tuvo lugar pasadas las 09.00 GMT en las instalaciones de la empresa polaca Synthos, que fabrica caucho y poliestireno.

Hasta el momento se desconocen las causas de la explosión, informaron las autoridades locales.

Los servicios de urgencias han informado de dos heridos de cierta gravedad, que han sido trasladados a hospitales de la capital, informó la portavoz Petra Effenbergerová.

Según los primeros indicios, apuntados por fuentes municipales, la explosión no ha producido daños materiales importantes, sino que tuvo lugar en un tanque, que quedó destrozado.

La prensa checa apunta que el accidente pudo ocurrir durante los trabajos de limpieza en ese tanque y que, por lo tanto, tanto los muertos como los heridos son empleados de la empresa que se encargaba de esa tarea o de la planta química.

El alcalde de la localidad, Petr Holecek, ha dicho a la cadena pública CT que en la planta química se había interrumpido la producción para hacer trabajos de limpieza.

"No hemos emitido ningún mensaje de alarma a los ciudadanos, ya que (la planta química) está lejos de las zonas pobladas", ha declarado a CT Holecek. Inicialmente se pensó que la explosión tuvo lugar en una planta de la empresa polaca Synthos, que fabrica caucho y poliestireno.

En esta misma planta hubo otro accidente similar en octubre de 2015, que se saldó con dos heridos.