Madres de acogida que denuncian retención de jóvenes saharauis en Tinduf
Madres de acogida que denuncian retención de jóvenes saharauis en Tinduf CEDIDA

"Venimos a pedirle su intervención, como mujer, como madre, como ciudadana española y como reina de España", exponen las madres en la misiva a doña Letizia, donde reclaman "su mediación y abrir nuevas vías de diálogo que puedan conducir a la liberación de las jóvenes", una situación que han denunciado ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y ante el Parlamento Europeo, además de ante las autoridades policiales y judiciales en España.

La carta también incide en la situación de Maloma Morales, de 24 años, que según estas madres ha dado a luz a una niña en los campamentos de Tinduf "fruto de un matrimonio forzado". Las otras jóvenes que aseguran estar retenidas son Hyeiba El Couri, de 21 años, Koria Badbad, de 24 años, Darya Embarek, de 28 años, y Nadjiba Mohamed, de 26 años.

En la carta, Mari Carmen de Matos, madre adoptiva de Maloma, y otras tres madres de acogida afirman que las jóvenes saharauis "han pedido ayuda para recuperar su libertad y poder decidir ellas sus propias vidas, en pleno ejercicio de sus derechos y en territorio español".

Las madres españolas de acogida y adopción de las jóvenes retenidas aseguran en su carta que "tanto Presidencia del Gobierno como el Ministerio de Asuntos Exteriores de España han reconocido la situación de estas cinco jóvenes, toda vez que su inmediata puesta en libertad fue reclamada en abril 2016 por el ex Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en su Informe Anual sobre la Situación del Sahara al Consejo de Seguridad de la ONU".

Además de la petición de la intervención de la reina Letizia en favor de estas cinco mujeres, solicitan apoyo para instar al Gobierno a la adopción de medidas en España de protección de los derechos de los menores de origen saharaui participantes en los programas estivales de acogida, que, aseguran, "son el punto de inflexión de una situación de vulnerabilidad que, a la postre, las convierte en víctimas de una práctica discriminatoria por razón de género.

"Maloma, Hyeiba, Koria, Darya y Nadjiba ni son las primeras ni serán las últimas secuestradas en los campamentos saharauis de Tinduf", sentencian en la carta dirigida a Zarzuela.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.