En un comunicado, el SUP ha señalado que había pedido que se aumentara la partida dispuesta para los servicios extraordinarios de Semana Santa, "de tal forma que el refuerzo se realizara con policías voluntarios", pero "lejos de aumentar este presupuesto, se han aumentado los servicios obligatorios donde se incluyen a policías mayores de 60 años de edad, destinados en servicios de gestión o apoyo a la función policial acorde con sus condiciones psicofísicas".

"Se pone en evidencia el escaso respeto que merecen los riesgos laborales a la hora de designar servicios con una pésima gestión de los recursos que permitan alcanzar cotas de seguridad y salud en los policías durante su trabajo. Desde esta organización sindical no logramos atisbar la efectividad de un policía de 62 años para reaccionar ante alguna incidencia durante el recorrido de una cofradía más allá de la conveniente venta del número de efectivos a la prensa que velaran por la seguridad durante la Semana Santa", indica el SUP.

El sindicato, en ese sentido, rechaza que "seis policías se encuentren suspendidos de empleo y sueldo durante casi tres años por la propia Dirección General de la Policía, a los que consideramos que vienen siendo objeto de una sanción anticipada dado que es la propia Policía Nacional, encargada de la investigación, la que durante todo este tiempo ha sido incapaz de visualizar unas imágenes de las que depende el eventual archivo del proceso penal, careciendo a estas alturas de justificación objetiva y razonable la suspensión provisional de estos seis policías, a los que les hubiese encantado formar parte del dispositivo de Semana Santa, evitando de este modo que lo hicieran policías con más de 60 años de edad".

"Es intención del SUP, ante esta situación, interponer una reclamación por responsabilidad patrimonial ante el ministro de Interior por mantener a estos policías, sine die, en esta demoledora y precaria situación administrativa de suspensión provisional", avisa el sindicato.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.