Hospital de la Ribera
Imagen de archivo del Hospital de la Ribera, ubicado en la localidad valenciana de Alzira. HOSPITAL DE LA RIBERA

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ampliará la plantilla actual del departamento de salud de La Ribera, que el 1 de abril pasa a la gestión pública, con la contratación paulatina de 303 nuevos trabajadores hasta final de año lo que, junto a una inversión de 5,7 millones, marcará "el renacer" de este departamento "tras 18 de gestión privada".

Así lo ha anunciado este miércoles la consellera Carmen Montón, tras una rueda de prensa para presentar una campaña informativa de fomento de hábitos saludables, en la que ha confirmado que el pleno del Consell del próximo viernes aprobará el decreto para regular la subrogación del personal del Departamento de Salud de La Ribera tras finalizar el contrato el próximo 31 de marzo y que se ha redactado atendiendo a las observaciones del Consell Jurídic Consultiu (CJC).

De este modo, el 1 de abril la plantilla del departamento quedará integrada por 1.423 profesionales de personal indefinido no fijo, 310 estatutarios, y sustituirá a los 254 temporales con profesionales entre los 14.000 trabajadores que se han inscritos en la bolsa de trabajo. Montón ha destacado que ya se están llamando para cubrir estas plazas y que el 1 de abril estén ya estos puestos.

Al respecto, ha señalado que en esta nueva etapa "se arranca" con esta plantilla pero que se reforzará con 303 nuevos trabajadores para equipararla con la ratio del resto de departamentos de gestión pública.

Estas nuevas contrataciones permitirán subsanar "el déficit" que se ha detectado en determinados áreas tras las entrevistas realizadas por la directora general de la Alta Inspección Sanitaria de la Conselleria de Sanidad, Isabel González, con jefes de servicios, coordinadores de primaria, profesionales y alcaldes.

Además, este refuerzo permitirá abrir nuevos servicios como el de cirugía pediátrica que ahora no hay en el centro y que esta especialidad se cubre con contratos mercantiles a profesionales que acuden por la tarde.

Montón ha destacado que este incremento de personal y de inversiones permitirán "renacer" de este departamento tras 18 años en manos de una concesión administrativa en las que las decisiones estaban sujetas a la "necesidad de la empresa de sacar beneficios", pero que al pasar a la gestión pública esos fondos se pueden reinvertir para "fortalecer" el sistema.

Reversión a la red pública

Por todo ello, ha garantizado el 1 de abril la situación será de "normalidad" y ha pedido "tranquilidad" porque "no va a haber ningún tipo de ruptura asistencial ya que los profesionales seguirán en sus puestos" y la dirección se irá nombrando al igual que en el resto de departamentos.

"Es un traspaso que está planificado, ordenado, transparente y que se lleva preparando durante tres años", ha recalcado. No obstante, ha añadido: "Ojalá la empresa concesionaria colaborara un poco más de lo que está haciendo".

Del mismo modo, ha explicado que en las licitaciones que faltan por adjudicarse no habrá tampoco ningún problema porque "se ha llegado a acuerdos con las empresa" y durante este periodo de transición el servicio se seguirá prestando "con total normalidad".

Destrucción de archivos

Por otra parte, ha confirmado que, tras la alerta dada por los propios profesionales antes las sospechas de que Ribera Salud estaba borrando datos, se han personado inspectores de la conselleria para levantar acta.

Montón ha señalado que este mismo miércoles han recibido un aviso de que la concesionaria puede estar borrando datos de la unidad de conductas adictivas. Al respecto, ha señalado que cuando se termine el proceso se "valorará la posibilidad de emprender una acción administrativa o de otra índole".

Consulta aquí más noticias de Valencia.