El presidente de Barcelona Global, Gonzalo Rodés.
Foto del presidente de Barcelona Global, Gonzalo Rodés. EUROPA PRESS

Barcelona Global ha apostado por aumentar la tasa turística y revisar el IBI que soportan los edificios completos de apartamentos, fondos que se destinarían a promover la cultura y a financiar programas de vivienda social, respectivamente.

En un encuentro este miércoles organizado por la entidad privada -que agrupa empresas, centros de investigación, universidades e instituciones culturales de la ciudad-, su presidente, Gonzalo Rodés, ha detallado el conjunto de medidas que considera que ayudarán a mejor la integración del turismo en la ciudad.

En concreto, Barcelona Global calcula que el recargo sobre el impuesto turístico generaría ingresos de hasta 6 millones de euros, que la entidad defiende dedicarlos a dotar un fondo de apoyo a la cultura, y la revisión del IBI buscaría equiparar la fiscalidad de edificios de apartamentos a la mayor rentabilidad que la vivienda turística tiene respecto al uso residencial.

Asimismo, la entidad privada ha sugerido la creación de un modelo que regule las viviendas de uso turístico y que limite su ocupación, y ha pedido más transparencia en su supervisión, a través de un sistema de gestión inteligente que recoja toda la información relevante sobre éstas. En una atención a los medios de comunicación durante este encuentro, Rodés ha indicado que "esperan buena respuesta" por parte del Ayuntamiento de Barcelona ante las medidas presentadas este miércoles.

Rodés ha explicado que prevén aplicarlas cuanto antes mejor, aunque ha puntualizado que dependerá de que el consistorio genere los consensos necesarios para aprobarlas y de que otras instituciones que tienen competencias, como la Generalitat, se sumen: "Esto es a largo plazo".

Por su parte, el presidente de Único Hotels y vicepresidente de Barcelona Global, Pau Guardans, ha sostenido que el aumento de la tasa turística responde a que Barcelona tiene que recuperar el prestigio de su marca, tras un año en el que está se ha visto dañada, pese que a "los hoteleros no les guste que les suban los impuestos".

Guardans ha enfatizado el carácter transversal de Barcelona Global y ha pedido sumar esfuerzos entre organizaciones privadas e instituciones, reivindicando la colaboración público-privada en la gestión turística y que debe servir, por ejemplo, para desarrollar nuevos destinos turísticos en Barcelona y en la área metropolitana que desestacionalicen la capital.

El evento ha tenido como patrocinadores alrededor de 40 empresas e instituciones, entre las que se han encontrado CaixaBank, Axel Hotels, Grupo Hotusa, Único Hotels, Airbnb, Abertis, el Gremio de Hoteles de Barcelona, Barcelona Oberta y Barcelona Turismo, entre otras.

OTRAS MEDIDAS

Para Barcelona Global, también se debe mejorar la percepción del turismo por parte del residente, por lo que ha propuesto visibilizar la contribución del turismo a través de la creación de un sello que indique que proyectos son financiados por la tasa turística y de una certificación que obtengan aquellas empresas del sector con buenas prácticas laborales.

Rodés ha remarcado que la masificación del turismo ha generado fricción entre ciudadanos y visitantes, por lo que "si conseguimos que se gestione mejor, el impacto será positivo".

El Ayuntamiento valora "muy positivamente" las propuestas de Barcelona Global

El concejal de Empresa y Turismo de Barcelona, Agustí Colom, ha valorado "muy positivamente" las medidas que este miércoles la entidad privada Barcelona Global ha propuesto para mejorar la integración del turismo en la capital catalana, como aumentar la tasa turística y revisar el IBI.

En una atención a los medios de comunicación, Colom ha señalado que la mayoría de éstas diez propuestas están "totalmente alineadas" con las posiciones que tiene el consistorio, por lo que ha razonado que se ha producido un cambio cualitativo en el sector privado turístico barcelonés.

"Hoy el sector turístico de la ciudad reconoce que estamos en una ciudad de masificación, que hay conflictos, que Barcelona está en un nivel turístico relevante, pero que tenemos que trabajar para no morir de éxito y que, por tanto, se tienen que tomar medidas", ha remarcado Colom.

El concejal también ha coincidido con la propuesta de la entidad presidida por Gonzalo Rodés de que la tasa turística no solo se destine a actividades de promoción y ha defendido que ésta retorne a la ciudadanía y, sobre todo, a los barrios que están más afectados por el turismo o en los que impacta más.

No obstante, Colom ha recalcado que todas estas propuestas han de ser consideradas por el Ayuntamiento de Barcelona, pero que aún es "prematuro" pronunciarse sobre cualquier de éstas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.