Explosión en Austin, Texas
Presencia policial cerca de los grandes almacenes de una organización sin ánimo de lucro en Austin, Texas (EE UU), tras producirse una deflagración que investigan las autoridades. THAO NGUYEN / EFE

El hombre sospechoso de estar relacionado con las cinco bombas que explosionaron este mes en Texas, en las que fallecieron dos personas, ha muerto en la madrugada de este miércoles tras una operación policial en la que fue perseguido por una carretera interestatal en la zona norte de la capital de Texas, de acuerdo a la cadena CBS.

Considerado como el nuevo 'Unabomber' de Texas, debido a la similitud de sus operaciones con las de Theodore Kaczynski, uno de los terroristas más esquivos de la historia, el joven ha sido identificado como Mark A. Conditt, de 23 años, quien en la actualidad se encontraba en paro.

El propio terrorista escribió hace seis años, cuando tan solo tenía 17 años de edad, sus opiniones políticas de carácter conservador que publicó en un blog durante un curso en el Austin Community Collegue, perteneciente al Gobierno estadounidense.

Según recoge el diario local Austin American-Statesman, el joven estaba en contra del el matrimonio homosexual, al que calificaba de algo que no era "natural" debido a la forma de los cuerpos de los hombres y las mujeres, que "están obviamente diseñados para formar una pareja". Con ello, Conditt llegó a comparar las parejas homosexuales con el hecho de "tratar de hacer encajar dos tornillos o dos tuercas entre sí", apunta dicho medio.

CONTRA EL ABORTO

Entre otras de las percepciones del joven en la bitácora se encuentra su opinión en contra del aborto, indicando que "si una mujer no quiere un bebé o es incapaz de cuidar de él, no debería participar en actividades que estaban hechas por esa razón"; así como su actitud ante la pena de muerte: "Los criminales vivos hacen daño y matan de nuevo. Los ejecutados, no".

El encargado de las explosiones que acabaron con la vida de dos personas y dejaron heridas a media docen también habló en su blog sobre su apoyo a la eliminación del sistema de registro de delincuentes sexuales. "Si tienes a un tipo que cometió un crimen, ¿ponerlo en una lista (de delincuentes sexuales) le va a hacer mejor persona? ¿Esto no haría que la gente lo rechace, evita que consiga trabajo y haga amigos? ¿Solo por un delito que podría haber cometido hace 15 años cuando era un adolescente?", cuestiona en el escrito.

Graduado en el campus de Northridge del Austin Community College, Conditt había trabajado en la empresa Crux Manufacturing como agente de compras y como técnico de reparación de ordenadores antes de quedarse en paro.