La diputada Paula Quinteiro de En Marea
La diputada Paula Quinteiro de En Marea EN MAREA - Archivo

Fuentes del grupo parlamentario han apuntado a Europa Press que la diputada de En Marea e inscrita de Podemos -pertenece a la corriente Anticapitalista- dio su versión de lo ocurrido el pasado sábado, cuando agentes se acercaron a un grupo de jóvenes en el que ella estaba para realizar identificaciones a raíz de recibir una denuncia de un vecino alertando de que se habían roto varios espejos retrovisores de coches estacionados en una céntrica calle.

Por el momento, la formación que lidera Luís Villares se remite a las explicaciones que dé la diputada y no ha realizado un pronunciamiento público sobre lo ocurrido.

El atestado policial, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que la patrulla encontró a un grupo de 15 jóvenes, uno de ellos con gorro verde -lo que coincidía con la denuncia del vecino- y otro con una botella de cerveza que "mostraba actitud de intentar golpear diverso mobiliario urbano" y que llegó a gritar "Policía, hijos de puta". Los agentes solicitaron la dotación de otra patrulla en ese momento y se pidieron más refuerzos posteriormente.

Fue en el momento en que intentaron identificar a una de las personas que iban en el grupo cuando sucedió la disputa. Según el relato policial, se pidió al joven que "se mostraba más agresivo y que anteriormente había insultado y hecho una peineta" a los agentes que se identificase y la diputada, que acudió hasta el lugar "llamada" por el chico "se interpuso entre el varón, exhibiendo una tarjeta parlamentaria, tratando de impedir la identificación y dificultando en todo momento la intervención de la Policía".

Sin embargo, Paula Quinteiro, en declaraciones a Europa Press, afirmó que uno de los policías actuó "de forma desmedida y fue violento" e, incluso, llegó a dejar en el suelo al chico. La Policía señala, por el contrario, que ante la resistencia a identificarse del joven, fue "conducido al suelo donde fue reducido", momento en el que accedió a entregar el DNI, que lo identifica como Fernando B.R., y que también está vinculado con el mismo movimiento político.

"Mi única intención fue tratar de mediar y de que el problema pasase; en ningún momento obstaculizar. Le dije (al chico) que se identificase", ha afirmado Paula Quinteiro.

REUNIÓN DE GRUPO

En este escenario, el Grupo de En Marea se reunió a última hora del martes para recibir las explicaciones de la diputada a las que, por el momento, se remite la formación política. Según las mismas fuentes consultadas no se pidieron en este momento otro tipo de responsabilidades políticas a la diputada.

Previamente, la parlamentaria había indicado que ya había hablado el propio domingo con el portavoz, Luís Villares, y que había recibido su apoyo, pero fuentes del grupo han querido matizar que no existe un respaldo oficial como tal, sino que por el momento se limitan a aceptar las explicaciones ofrecidas por Quinteiro.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.