Kiara Moore, niña galesa fallecida dentro de un coche robado y hundido en el río
Una imagen de la pequeña Kiara Moore, la niña galesa fallecida dentro de un coche robado y hundido en el río, facilitada por sus padres para la búsqueda de la menor. FACEBOOK

"Kiara tuvo una vida increíble pero corta". Con estas declaraciones en el diario Daily Mail, el padre de Kiara, Jet Moore ha querido despedirse de su hija, una pequeña de dos años que este lunes fue rescatada del río Teifi, en Cardigan (Gales), para fallecer poco después en el Hospital Universitario de Gales.

Esta triste historia se remonta al fin de semana cuando Jet y su esposa, Kim Rowlands, acudieron a la Policía para denunciar el robo de su vehículo. Para la pareja no era importante recuperar el auto, pero sí su contenido. En su interior viajaba su hija de 2 años, Kiara, en la que el ladrón o ladrones no repararon al llevarse el coche. 

Rápidamente, vecinos y policías se volcaron con la pareja y la imagen de la pequeña se difundió por las redes sociales para alertar de la desaparición. La intención era que los ladrones dejaran a la pequeña en cualquier sitio público o transitado para que sus padres pudieran recupararla.

A pesar del despliegue, las horas corrían sin noticias de Kiara hasta este pasado lunes. Ese día, los servicios de emergencias hallaban hundido en el río el vehículo sustraido. La niña estaba en su interior y, según los expertos sanitarios, seguía con vida.

La pequeña fue trasladada rápidamente al centro hospitalario para intentar salvarle la vida, pero la Policía se hacía eco de su fallecimiento a traves de Twitter a las pocas horas de su ingreso.

"Con enorme tristeza confirmamos el fallecimiento de Kiara Moore, de dos años, en el hospital Universitario de Gales, tras ser rescatada de un coche en el río Teifi", se lee en el mensaje oficial de la Policía.
Tras el trágico suceso, la Policía ha pedido la colaboración ciudadana para poder determinar quién robó el coche y cuándo y por qué decidió hundirlo en el río con la niña dentro. La pequeña era el único ocupante del vehículo.
Según las primeras pesquisas, los agentes creen que el coche pudo ser hundido el lunes por la tarde, entre las 15.30 y las 4.50 horas, aunque por el momento no hay nigún sospechoso detenido.