Mauricia I., dio a luz a mellizos a los 64 años
Mauricia I., la madre de los mellizos SANTI OTERO/ EFE

La mujer que dio a luz a mellizos -en febrero del año pasado en Burgos- a los 64 años tras una inseminación artificial en Estados Unidos, Mauricia I., se ha mostrado este martes "esperanzada" con la posibilidad de recuperar la tutela de sus hijos tras la suspensión de la vista oral del recurso que interpuso contra esta medida.

La titular del Juzgado de Familia de Burgos ha decidido pedir un nuevo informe tras conocer el elaborado por el psicólogo José Carlos Fuertes Rocañín que, según fuentes cercanas a Mauricia, concluye que es una persona con algunas rarezas pero no tiene ningún problema psicológico que pueda perjudicar a los niños.

Aunque en el último informe de los servicios sociales del gobierno autonómico se sigue manteniendo que aún no tiene "las habilidades necesarias" para ocuparse de sus hijos.

"Indicios de desprotección"

Los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León le retiraron, el 6 de abril de 2017, la tutela de sus dos hijos al apreciar "indicios de desprotección tras declarar a los niños en "situación de desamparo", la misma razón por la que anteriormente la Junta había quitado a la mujer la tutela de otra hija, que tuvo con 58 años por el mismo procedimiento.

Los niños dejarán el centro donde se encuentran desde que la madre perdió la tutela y pasarán estos días a una familia de acogida, antes de que se resuelva la vista.

Sin embargo, Mauricia cree que dar a los mellizos en acogida "es como darles en adopción". En declaraciones a los periodistas a las puertas del juzgado, ha asegurado que no le quitarán a sus hijos mellizos, porque no lo va a "permitir".

Hará todo lo posible para recuperar a sus hijos

En su último informe, de hace unas semanas, se sigue manteniendo que Mauricia aún no tiene "las habilidades necesarias" para ocuparse de sus hijos y sigue requiriendo apoyo para mejorar su comportamiento, según ha informado la gerente de Servicios Sociales de Burgos, Marian Paniego.

Sin embargo, Mauricia ha sostenido que es víctima de "una injusticia, una atrocidad" y ha asegurado que seguirá con todos los procedimientos judiciales que sean necesarios para "enfrentarse a jueces y fiscales para ver por qué le quitan a sus hijos, que acaban de cumplir un añito".

Ha recordado que desde que nacieron sus hijos ha seguido los cursos que le han indicado, salvo uno que no pudo hacer porque su hija pequeña estaba ingresada en el hospital.

La vista que se iba a celebrar este martes se retomará una vez esté listo el nuevo informe pericial.

Consulta aquí más noticias de Burgos.