Gibraltar
Un grupo de turistas atraviesan la frontera con Gibraltar, en una imagen de archivo. EFE / ARCHIVO

El acuerdo de transición para el periodo inmediatamente posterior a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) cubre Gibraltar, pero su aplicación dependerá de la negociación bilateral entre España y este país, ha recordado este lunes el jefe negociador europeo para el brexit, Michel Barnier.

"El resultado (de la negociación) es fundamental para la aplicación en Gibraltar del acuerdo", dijo Barnier en una rueda de prensa para anunciar los progresos de la última ronda de negociación entre el Reino Unido y la Unión.

A su lado, el ministro británico para el brexit (la salida del Reino Unido de la UE), David Davis, confirmó que el acuerdo de transición anunciado este lunes "cubre a Gibraltar" y señaló que las negociaciones que están llevando a cabo con las autoridades están siendo "muy constructivas" y que esperan que estas "serán productivas".

Barnier indicó que ambas partes han precisado en el acuerdo el "alcance territorial del mismo", pero que "sigue válida" la referencia en las directrices negociadoras, validadas en dos ocasiones por los 27 Estados miembros, que condiciona la aplicación de los acuerdos sobre el brexit a un acuerdo previo entre Madrid y Londres.

"Los jefes de Estado han indicado su posición sobre la cuestión de Gibraltar en solidaridad total con el Gobierno español", dijo el negociador europeo.

Añadió que, según le han transmitido ambas partes, la negociación entre los ejecutivos británico y español "avanza" y deseó que el resultado sea "positivo".

Declaraciones de Alfonso Dastis

Por su parte, el ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, señaló que aunque la soberanía de Gibraltar es algo a lo que España aspira y nunca va a renunciar, el país no pretende abordar el asunto durante las negociaciones del brexit.

"Es un objetivo al que no renunciamos pero no es una cuestión que vayamos a plantear en el marco de esta negociación", subrayó Dastis durante la rueda de prensa.

"Lo que nosotros no queremos es convertir la negociación del futuro acuerdo entre Reino Unido y la UE en rehén de una cuestión a la que nosotros nunca vamos a renunciar pero que (...) en términos temporales es difícilmente casable con un acuerdo que hay que tener cerrado por un lado en octubre y por otro en un año y medio", dijo Dastis. 

Según el ministro, España está siendo "extremadamente flexible" y constructiva y tiene como "preocupación y objetivo principal" la salvaguarda de las condiciones de vida y trabajo de los trabajadores que cruzan la verja a diario.

Con ello se trata de llegar a un acuerdo que "por lo menos mantenga pero que si se puede mejore la situación económica de la zona", añadió.

Periodo de transición

El periodo de transición regirá la relación entre el Reino Unido y el bloque comunitario desde la salida efectiva del país, prevista para el 19 de marzo, hasta diciembre de 2020, con el objetivo de dar tiempo a una adaptación mientras se negocia también la nueva relación entre ambas partes.

Junto con el pacto del periodo transitorio, Londres y Bruselas han logrado cerrar "una gran parte de lo que constituirá el acuerdo internacional para la retirada ordenada del Reino Unido", confirmó Barnier, en particular, sobre el acuerdo financiero y los derechos de los ciudadanos.