Las cifras, según han destacado fuentes de la organización, "cumplen con creces" las expectativas de esta muestra.

Los asistentes a la gran carpa situada en la plaza de Mariano Granados han podido "convertirse en una araña, ver levitar un gran engranaje, crecer y empequeñecer como lo hizo Alicia en el País de las Maravillas". También han podido experimentar "todas estas ilusiones, y muchas más, creadas por los sentidos a través de los juegos planeados en la exposición".

En ella, se trata de demostrar que una ilusión es un producto mental, resultado de fenómenos sensoriales y cognitivos, una combinación entre lo que se percibe de la realidad y lo que se espera de ella. El cerebro es el responsable de todo este proceso que ha atraído a casi 30.000 personas, provocando largas colas en numerosos momentos, sobre todo los fines de semana.

Consulta aquí más noticias de Soria.