Según han explicado fuentes de la investigación, los hechos se produjeron el domingo por la noche, sobre las 22,00 horas, en la parroquia de Esporiz, en el municipio lucense de Monterroso.

El fallecido de 79 años presenta golpes y supuestamente falleció víctima de los "puñetazos y patadas" de su hijo. El juzgado ha decretado el secreto de sumario en relación a estas actuaciones.

El crimen se produjo, según apuntan las mismas fuentes, tras una discusión entre ambos en el domicilio que compartían en la parroquia de Esporiz de Monterroso.

Consulta aquí más noticias de Lugo.