El calor asfixiante vuelve a Avenida de América

Aunque el intercambiador de transportes incorpora este año unos llamativos aspersores de refrigeración, la temperatura apenas ha bajado.
Uno de los ventiladores, rociando vapor de agua.
Uno de los ventiladores, rociando vapor de agua.
Jorge París
Ni una pizca de corriente, calor asfixiante y un fuerte olor a motor de coches es lo que les toca respirar a los cientos de usuarios que a diario tienen que coger un autobús interurbano desde el intercambiador de Avenida de América. Aunque este año la temperatura no llega a los 35 grados del verano pasado, el calor sigue siendo muy asfixiante.

Para hacer más llevadera la estancia en el intercambiador, este año se han puesto varios ventiladores con aspersores de agua vaporizada en las plantas –2 y –3 para enfriar el ambiente. A los casi 32 grados que se llegan a alcanzar hay que añadir la enorme humedad que producen estos dispositivos. Además de estos ventiladores gigantes colocados en las columnas, hay otros pulverizadores de agua en los andenes.

Los usuarios, por lo general, no notan demasiados cambios. «A mí, con tanta humedad, me da la sensación de que hace más calor que el año pasado», comentó ayer a 20 minutos María Esperanza Fernández, una viajera de la línea 223. Opinión compartida por Juan Ramón, un conductor de autobuses que asegura que la semana pasada se registró «un 89% de humedad».

Fernando Callejón. 19 años: Estudiante. «Uso el intercambiador para ir a Torrejón

y apenas hay diferencia respecto al verano pasado. Sólo se nota algo de frescor si te pones delante del ventilador».

Enedina Cadenas. 51 años. Auxiliar de hostelería. «El primer día me asusté al ver los ventiladores. Con el poco tiempo que lleva hecha la estación y ya parece un asador de pollos».

Priscila Alvarado. 31 años. Limpiadora. «Trabajo ocho horas limpiando el intercambiador y sí que se nota algo los aspersores. Aunque cada día recojo más botellas de agua de las papeleras».

«Un crematorio» en Moncloa

No sólo en el intercambiador de Avenida de América se notan los estragos del verano. La estación de Moncloa se ha convertido en «un horno crematorio», según cuenta Ana, una lectora.

Dinos...

En qué tiendas, organismos, oficinas, empresas o instituciones, el calor es insoportable. Escríbenos a nosevendecartas@20minutos.es  fax: 917 015 661; correo: plaza del Callao, 4; 2.º, 28013-Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento