Y es que está acusado de reaccionar de forma violenta cuando le iban a identificar, tras robar del bolsillo trasero del pantalón de una chica un teléfono móvil valorado en 799 euros.

Los hechos ocurrieron sobre las 6.40 horas en la calle Ataulfo Argenta. Efectivos policiales fueron requeridos por una mujer, quien manifestó que momentos antes, a su hija, cuando se encontraba en el interior de un establecimiento hostelero del lugar, un joven al que tenía identificado y se encontraba allí, le había sustraído del bolsillo trasero del pantalón el móvil.

Al tratar de identificarle los agentes y preguntarle por el teléfono, el menor emprendió la huida a la carrera por distintas calles de la ciudad. Finalmente, fue detenido en el Túnel del Centro Botín, reaccionando de forma violenta, ofreciendo gran resistencia, y negándose en todo momento a identificarse.

Se instruyeron las correspondientes diligencias judiciales, poniendo los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Menores y de los responsables del Centro de Acogida donde reside, quienes se hicieron cargo del mismo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.