Foto de recurso del escritor argentino Eduardo Goldman
Foto de recurso del escritor argentino Eduardo Goldman EDITORIAL HUSO

El escritor argentino Eduardo Goldman visitará Castilla y León los próximos días 21 de marzo y 2 de abril para presentar su novela 'El último chiste del Gran Jacobi', la historia del cómico judío víctima del nazismo Paul Jacobi, y que ha publicado la editorial madrileña Huso.

En concreto, Goldman estará el miércoles 21 de marzo en el Centro Didáctico de la Judería de Segovia, mientras que el lunes 2 de abril estará en Casa del Libro de Valladolid, en este caso presentado por la también escritora argentina Liliana Díaz Mindurry.

'El último chiste del Gran Jacobi' narra la vida de Paul Jacobi, el comediante judío berlinés que alcanzó la fama con su espectáculo de humor político en el cabaret Barbarroja durante el periodo político alemán conocido como República de Weimar, tras lo que ascenso del nazismo acabó por llevarlo al campo de concentración de Auschwitz. Después de dejar Alemania y establecerse en Buenos Aires, acabó por padecer también la dictadura militar de 1976 a 1983.

Asimismo, la obra aborda el funcionamiento de la 'Jüdischer Kulturbund', un teatro judío permitido y estimulado por el ministro Goebbels para desmentir las críticas de antisemitismo desde el extranjero que cuando "dejó de ser útil a los propósitos del régimen", fue clausurado y sus miembros enviados a campos de concentración, tal como ha explicado el autor en una entrevista concedida a Europa Press.

Se trata de una novela histórica que refleja en detalle la vida cotidiana de los ciudadanos alemanes tanto en el periodo Weimar como en el Tercer Reich y se muestra tanto la actitud de algunos miembros de las SS que "intentaron salvar a prisioneros judíos de Auschwitz", como "el coraje de los diplomáticos españoles que arriesgaron sus carreras y sus vidas por rescatar a miles de judíos de las garras del nazismo".

Sobre este particular, Golmand ha destacado especialmente la figura de José Ruiz Santaella en Berlín, Eduardo Proper de Callejón en Francia, Miguel Ángel Muguiro en Hungría, José de Rojas y Moreno en Budapest, Sebastián de Romero Radigales en Salónica, Julio Palencia en Sofía, Bernardo Rolland de Miota en París y Ángel Sanz Briz en Budapest (conocido como 'El ángel de Budapest').

El libro se adentra en temas "poco divulgados" como la citada Jüdischer Kulturbund, o la actuación del presidente de la Cámara Nacional de Cultura del Reich, Hans Hinkel, o la película Fronttheater (una comedia auspiciada por el ministerio de Propaganda nazi).

CINCO AÑOS DE TRABAJO

Para ello, el escritor bonaerense ha trabajo durante más de cinco años, tanto en tareas de redacción como de documentación, a fin de combinar estos hechos "verídicos" con "dosis de creciente acción" y de humor, "muchas veces negro".

En este sentido, el escritor subraya que el humor fue "un bálsamo" para los judíos que padecieron el Holocausto, el cual les costó aceptar, puesto que "no concebían que una cultura tan desarrollada como la alemana pudiera someterse en forma tan absoluta a la barbarie nazi".

Junto a esto, la novela presenta "un fuerte triángulo amoroso" que envuelve al protagonista con una muchacha aria y el capitán de las SS Erich von Thaler, que curiosamente era "el mejor amigo de Jacobi", aunque según apunta Goldman, "quizás no tan amigo como para dejar de aprovechar la desgracia del humorista judío y quedarse con su mujer", pero "sí lo suficiente como para arriesgar su vida en las sombras de Auschwitz para salvarlo de las cámaras de gas".

"Paul Jacobi ignora que su amigo lo ha venido protegiendo y que, con la ayuda de Hans Münch, lo sustrajo de la marcha de la muerte en la retirada de los alemanes hacia Berlín", añade el autor, que explica que "finalmente Jacobi logra escapar hasta llegar a Argentina", donde años después "deberá enfrentar el mismo horror encarnado en la sanguinaria dictadura militar que enlutará al país sudamericano".

Erich von Thaler sobrevivió a la guerra y, muchos años después, gracias a una carta que recibe de Ana Sefeld, hija del fallecido periodista que ha investigado esa historia, recibe noticia de que Jacobi no ha muerto y reside en el país sudamericano, lo que lo lleva a viajar a Buenos Aires para "buscar allí un perdón que jamás pudo hallar en sí mismo".

Respecto a la distintas formas en que se observa el Holocausto a uno y otro lado del Atlántico, Eduardo Goldman considera que en Argentina se hace "desde la butaca de un cine", mientras en Europa es un tema "superado a medias" que "reverdece cuando avanzan políticamente los neonazis".

CULPA HEREDADA

Pero en el caso concreto de Alemania, el escritor opina que "se vive con una culpa que hoy día pesa sobre generaciones que nada tuvieron que ver con el Holocausto", respecto a lo cual ha advertido de que "el problema de una culpa heredada y eternizada puede traer consigo la semilla de una indeseada repetición de la historia".

Nacido en Buenos Aires en 1950, Eduardo Goldman es licenciado en Psicología, así como escritor y guionista. Colaboró en medios gráficos como Diario Popular, La Nación, La Gaceta de Hoy, Humor, Sex Humor Ilustrado, El Gráfico, Feriado Nacional y otros.

También ha colaborado en diversos programas de televisión y sus canciones infantiles han sido grabadas en Argentina, México y España. Ha publicado las novelas 'Como perro que aúlla en la oscuridad', 'Ni siquiera nos queda París', 'El último chiste del Gran Jacobi' y 'Adiós héroe americano'.

A ellas su suman los libros de humor 'Diccionario Sendra-Goldman de psicología cotidiana', 'Todo lo que usted siempre creyó saber acerca del sexo (y en realidad no sabía ni medio)', 'Cómo ser intendente y no morirse de angustia', 'Ni loco vuelvo a ser presidente' y otros, así como los libros de autoayuda 'El hombre superior' y 'El cine: una terapia al alcance de todos'. Su comedia dramática 'El patio de mi vecino' obtuvo el primer premio de la Fundación Banco Caseros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.