China
Imagen de una estaciónde tren en China. GTRES

El Gobierno chino sorprendió hace unos años cuando confirmó que pretende poner en marcha un sistema de 'crédito social' para premiar o castigar a sus ciudadanos en función de la calificación, como si de un episodio de la serie Black Mirror se tratara. Ahora, empezará a aplicarse y trenes y aviones, que serán los primeros sitios a los que no puedan acceder los chinos con baja calificación.

Según la agencia Reuters, las prohibiciones podían tener una duración de hasta un año. Así, ciudadanos que hayan sido pillados fumando en un tren, que hayan usado billetes ya caducados, o con antecedentes por difundir falsas alertas en trenes o aviones o crear conflictos en ellos podrán ser vetados en estos medios de transporte. Estas prohibiciones entrarán en vigor el 1 de mayo.

China está preparando una enorme base de datos para evaluar el comportamiento de sus ciudadanos, que incluirá información sobre sus actividades comerciales, sociales y judiciales. Además de castigar las calificaciones bajas, está previsto que el Gobierno premie a las altas, aunque aún no se conocen detalles de esta parte positiva.