Pensionistas
Pensionistas EUROPA PRESS

Una marea humana, con la participación de 115.000 personas, según fuentes municipales, ha recorrido esta tarde las calles de Bilbao para exigir unas pensiones públicas "dignas" y decir "no al 0,25%" de subida que aplica el Gobierno central. Los pensionistas, que han pedido la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han advertido de que seguirán adelante con las movilizaciones y se han mostrado convencidos de que van a "ganar esta batalla".

La marcha, una de las más multitudinarias que se han vivido en Bilbao, se ha sumado a otras que se han desarrollado este sábado en Euskadi, como la de este mediodía en Vitoria, o la de esta misma tarde en San Sebastián.

La salida de la manifestación de Bilbao estaba convocada para las cinco de la tarde desde el Ayuntamiento de Bilbao y a las cuatro y media de la tarde las inmediaciones del Consistorio estaban ya atestadas de ciudadanos.

El inicio de la marcha se ha visto alterado por un 'rifi rafe' con un grupo de manifestantes que portaban ikurriñas y una pancarta en la que se leía "Pensiones dignas 1.080 euros/mes. Babes eta segurtasun sozialerako ekunde propio" firmada por la plataforma de pensionistas de Euskal Herria y que desatendía así la consigna de los convocantes -Movimiento de pensionistas de Bizkaia- de que no se portaran logos ni banderas.

Finalmente, la manifestación ha estado encabezada por una pancarta en la que se podía leer, en euskera y castellano, 'Pensiones públicas dignas. No 0,25%".

A lo largo de la marcha, que se ha iniciado bajo una fuerte lluvia, se han visto carteles en los que se podía leer "La pensión es un derecho, no una limosna, no al 0,25%" o "Pentsionistak aurrera" y se han coreado gritos en contra del Gobierno Rajoy y su decisión de no referenciar las pensiones al IPC.

La marcha ha contado con la presencia de representantes políticos como el diputado del PNV y portavoz del grupo vasco en el Congreso de los Diputados, Iñigo Barandiaran, los miembros del EBB Mireia Zarate, Joseba Aurrekoetxea y Iñaki Txueka, así como el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, miembros de la Ejecutiva vizcaína como Josune Gorospe, y alcaldes de otros municipios.

También han asistido la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, el juntero Ekain Rico o el edil socialista Alfonso Gil, los parlamentarios de EH Bildu, Maddalen Iriarte, Iker Casanova o Jasone Agirre o el secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez. También ha habido presencia de sindicatos y, entre los líderes sindicales, se encontraban la secretaria general de CC.OO. Euskadi, Loli García, y el de UGT Euskadi, Raúl Arza.

MANIFIESTO

Al término de la marcha, que ha finalizado pasadas las 18.30 horas en el Plaza del Sagrado Corazón de Jesús, se ha dado lectura a un manifiesto en el que los convocantes han destacado que, con esta movilización, han querido exigir unas pensiones públicas "dignas para hoy y para el futuro".

En su intervención, han recordado que se vienen movilizando semanalmente desde el 15 de enero para decir "no al 0,25%" y que se recuperen las pensiones con la subida del IPC garantizada, además de reclamar una pensión mínima de "dignidad" de 1080 euros.

"Estamos hartos de que nos mientan, de que nos impongan recortes depensiones y reformas laborales dirigidas a reducir salarios, a llevar a los jóvenes a la precariedad laboral y a futuras pensiones míseras, mientras la banca y las grandes corporaciones multiplican escandalosamente sus beneficios y pretenden hacer negocio mediante planes privados de pensiones", han destacado.

Asimismo, han subrayado el "ejemplo" de las mujeres de todas las edades que se sumaron el pasado 8 de marzo a la huelga feminista y han señalado que "rompiendo la brecha salarial están garantizando salarios y pensiones dignas para ellas y para las actuales pensionistas".

Según han recordado, tan sólo en la Comunidad Autónoma Vasca hay 190.000 personas y en Navarra 56.000 que "malviven con menos de 700 euros de pensión", en su gran mayoría mujeres.

Por ello, han instado a acabar con esta situación y han exigido a los gobiernos de Madrid y Vitoria que "tomen medidas inmediatas" para la mejora de las pensiones y la garantía de un sistema público "digno"."De no hacerlo, seguiremos con nuestras movilizaciones, y que tenganclaro que esta batalla la vamos a ganar", han asegurado.

Asimismo, han realizado un llamamiento a los presentes a sumarse el próximo lunes a las movilizaciones frente a los principales ayuntamientos de Bizkaia ya que "no podemos dar ni un paso atrás".

MANIFESTACIÓN SAN SEBASTIÁN

En San Sebastián, la marcha ha partido a las seis de la tarde de los jardines de Alderdi Eder tras una pancarta con el lema 'Defensa de las pensiones públicas en Euskadi.

Convocadas por las asociaciones guipuzcoanas de pensionistas Nagusilan, Helduak adi, Duintasuna Elkartea, Gepe, Fevaas, Appetol, Appebade y Agijupens, agrupadas en PAMG, y Aspalgi y la plataforma de pensionistas de Txingudi, miles de personas han secundado la marcha que ha recorrido las calles céntricas de la capital guipuzcoana.

Representantes políticos y sindicales como los dirigentes del PSE-EE Eneko Andueza, Susana Corcuera, Ernesto Gasco o Denis Itxaso, o los de Ezker Anitza-IU Arantxa González y Jon Hernández, entre otros, se han sumado a la multitudinaria manifestación para reclamar unas pensiones públicas dignas y una pensión mínima de 1.080 euros. También se han sumado dirigentes sindicales como la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu.

En Vitoria, la cita ha sido al mediodía con la presencia de 15.000 personas, según la Policía Municipal, que han salido de la plaza del Museo Artium hasta concluir la movilización en la plaza de la Virgen Blanca.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.