Según ha informado la policía el detenido estaba huido de la justicia y consciente de los requerimientos judiciales y para impedir

su detención se había mantenido oculto durante un año, ya que tras dejar su domicilio se trasladó a vivir con distintos familiares.

Finalmente pudo ser localizado cuando afectado por una enfermedad tuvo que salir de su vivienda para ser atendido en un centro de salud. El arrestado contaba con un amplio historial delictivo por delitos contra el patrimonio, por resistencia y atentados a los agentes de la autoridad a quienes se enfrentaba muy violentamente cada vez que era interceptado, incluso en alguna ocasión llegó a amenazar a los agentes con un arma blanca que solía portar entre sus ropas.

En esta ocasión la merma de sus facultades físicas hizo que se mostrara colaborador, lo que facilitó la realización de los trámites y su traslado inmediato al Centro Penitenciario de Asturias.

Consulta aquí más noticias de Asturias.