Metro de Málaga
Metro de Málaga EUROPA PRESS/ JUNTA - Archivo

También Málaga para la Gente pide apoyar "las legítimas aspiraciones" de los trabajadores de operaciones del metro "para mejorar sus condiciones de trabajo, calidad laboral, conciliación familiar, condiciones de seguridad y derechos sociales", así como su petición de diálogo y de que todas las partes se sienten a negociar.

Por ello, también Málaga para la Gente insta a Metro Málaga a que inicie el diálogo y se siente a negociar con los trabajadores "la mejora de esas lamentables condiciones laborales" y a la Junta "a que intervenga ante la dirección de la empresa, como miembro del Consejo de Administración, para fomentar y promover ese diálogo y negociación y para garantizar los derechos laborales de la plantilla".

El portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, ha insistido en que los trabajadores del metro "quieren tener unas condiciones dignas y acordes a la responsabilidad de mover a más de 20.000 personas casi a diario", además de que "todo esto se solucione para volver a sentirse orgullosos de su pertenencia a una empresa, que cuide el servicio a la ciudad de Málaga y de los malagueños así como la de sus trabajadores", lamentando que no se hayan querido sentar a negociar.

Así, Zorrilla ha recordado que ha transcurrido un año desde la primera movilización en Metro Málaga, "en la que los trabajadores denunciaron su situación de discriminación salarial y las pésimas condiciones laborales, nacidas de un convenio, que se cerró antes de la entrada de las 84 personas, operadores y conductores con la participación exclusiva de los puestos de dirección".

En este sentido, Zorrilla ha incidido en que en mayo de 2017, se inició la negociación de un nuevo convenio, "intentando acercar posturas y con el objetivo de que las condiciones en Málaga, dejaran de ser las peores entre todos los operadores del país".

Por otro lado, también ha indicado que los trabajadores solicitaron información sobre los 500 millones de euros "que están destinados en el presupuesto para salarios", y, además, "tras justificaciones poco claras, inspección de trabajo ha resuelto que Metro Málaga debe hacer entrega a la representación de la plantilla, de la documentación de liquidaciones sociales", lamentando que "hasta la fecha no se les ha facilitado dicha documentación".

El portavoz de la coalición de izquierdas ha añadido, además, que también se suma "la denuncia por parte de Metro Málaga por considerar la convocatoria de huelga desproporcionada e injustificada, y la ruptura de la mesa negociadora" lo que llevó a los trabajadores a realizar una concentración.

CONCILIACIÓN FAMILIAR "IMPOSIBLE"

También los trabajadores, según Zorrilla, han criticado que la conciliación familiar "es imposible, con 722 turnos, 100 horas de trabajo más al año que el resto del personal ferroviario del Estado y jornadas de diez horas y 40 minutos de trabajo con escasos descansos de 30 minutos". "La plantilla quiere poder disfrutar de algunos fines de semana con sus familias y que las vacaciones sean negociadas y no impuestas. Por esta situación están afectados 84 personas de 130 que componen la plantilla", ha recordado.

En este punto, el portavoz de la coalición de izquierdas ha dicho lamentar que la empresa Metro Málaga "no quiera dialogar" con los trabajadores y "se nieguen a negociar", así como que la Junta de Andalucía permanezca "impasible aun conociendo que son los trabajadores peor pagados de todo el Estado y tienen unas pésimas condiciones de trabajo y laborales".

Por otro lado, Zorrilla ha recordado el informe presentado por CCOO, que pone de manifiesto que los trabajadores del metro "son los peores retribuidos, los que más horas trabajan y los que tienen menos derechos laborales de nuestro país, a la vez que los directivos y puestos técnicos, que solo ocupan el 30 por ciento de la plantilla, están entre los mejores pagados de nuestro país y se llevan el 45 por ciento del dinero destinado a salarios".

También en el citado informe se comparó la situación de los empleados del metro de Málaga con los de otras ciudades, como Bilbao, Sevilla y Zaragoza. "Sin ir más lejos la compensación por trabajo durante días festivos, que en Málaga están pagados con 16 euros diarios, por los 40 euros que se pagan en Sevilla, al igual que los técnicos de operación y los operadores de línea cobran un 15 por ciento menos que en Sevilla", ha señalado.

Al respecto, ha afirmado que "estas precarias condiciones" fueron recogidas en un convenio colectivo firmado el día 18 de marzo de 2014 con una duración de cuatro años, "cuando sólo había 30 empleados, todos ellos jefes en la estructura del metro y tan sólo tres días antes de la contratación del grueso de la plantilla"; además de que las citadas condiciones "fueron aceptadas por los jefes de departamento que, por entonces, eran los únicos empleados, pero la plantilla no contaba con los 83 puestos que configuran el colectivo de operaciones, que son los más afectados por estas bajas condiciones laborales y discriminación salarial".

"Los trabajadores del metro quieren tener unas condiciones dignas y acordes a la responsabilidad de mover a más de 20.000 personas casi a diario y que todo esto se solucione para volver a sentirse orgullosos de su pertenencia a una empresa que cuide el servicio a la ciudad de Málaga", ha reiterado Zorrilla.

Por último, ha recordado que los trabajadores del metro están intentando llevar a cabo una negociación, "pero tanto la empresa como la Junta no han querido sentarse para hablar de las condiciones de la plantilla", por lo que han acordado llevar a cabo distintas movilizaciones y paros de la plantilla, así como la convocatoria de huelga para la próxima Semana Santa.

Consulta aquí más noticias de Málaga.